Comprimir Word

Los documentos de Word continúan siendo un estándar a la hora de manejar, editar y compartir documentos, con la ventaja de que en comparación con el contenido multimedia su peso es irrisorio. No obstante siempre ocurre el caso en el que queremos enviar uno o varios archivos a través del correo electrónico o subirlo a nuestra web para compartirlos, de modo que necesitamos que dichos archivos pesen lo menos posible, una necesidad que se puede cubrir realizando una serie de ajustes y configuraciones que debemos tomar en cuenta para disminuir el espacio que ocupan.

De modo que si este es tu caso y deseas reducir el peso de tus archivos Word hasta el mínimo posible solo debes seguir estas 3 sencillas recomendaciones.

Usa siempre el formato .DOCX

Comprimir Word

El formato Docx se introdujo en para Office 2007, trayendo como principal innovación la reducción del  tamaño de sus archivos, de modo que un documento Doc podría pesar el doble de uno Docx. En ese sentido, la recomendación principal es asegurarte de guardar todos tus archivos en ese formato y en caso de contar con algunos Doc solo necesitas abrirlo, ir a “Guardar Como” y en la barra que se encuentra debajo del campo nombre podrás seleccionar el formato Docx.

Inserta imágenes comprimidas

En caso de que necesites insertar imágenes en tu archivo, asegúrate primero de trabajarlas con cualquier software de edición a fin de comprimirlas para que el tamaño del documento total sea menor. Cabe destacar que de realizar la edición directamente en Word, el programa mantendrá almacenada la imagen original, ocupando el mismo espacio, de manera que es necesario trabajar la imagen fuera del documento para luego insertarla.

Por otra parte en lugar copiar y pegar, lo recomendable es guardarla en tu equipo e introducirla a través de la opción Insertar Imagen.

Deshabilita las fuentes embebidas

Comprimir Word

Word ofrece la posibilidad de embeber las fuentes en el documento, es decir, las mantiene disponibles en caso de que algún usuario abra el archivo y no tenga la fuente en cuestión instalada. Aunque es una opción es bastante útil, las fuentes embebidas en el documento ocupan espacio que necesitamos  liberar, de manera que para deshabilitar esto solo debes dirigirte a la opción “Archivo” luego “Opciones” y al final podemos visualizar el  aparatado “Emebeber fuentes en el archivo” que debemos deshabilitar.

Incluso, en la primera opción de este menú podemos visualizar la opción que permite configurar el guardado de archivos en docx por defecto.

Con estos sencillos pasos es muy probable que tu archivo de Word disminuya su tamaño de manera que sea posible compartirlo a través de distintas plataformas.

Más en TekCrispy