Rosfinmonitoring, la agencia gubernamental rusa encargada del monitoreo y prevención de los crímenes financieros en la nación, busca expandir sus sistemas internos para seguir de cerca las criptomonedas.

La orden habría sido reportada en primera instancia por BBC, indicando que la agencia quisiera aumentar su habilidad de monitorizar todo tipo de transacciones, incluyendo aquellas realizadas en criptomonedas.

De acuerdo con la publicación, una mejora en el sistema que le permitirá a la agencia ligar la información de las billeteras de criptomonedas a algunos individuos estaría en desarrollo actualmente por parte de Instituto para la Seguridad y el Análisis de Información de Moscú (SPI), con un costo de alrededor de 2.8 millones de dólares.

Asimismo, según los documentos publicados a través de un sistema electrónico de subastas que registra solicitudes de compra y venta de parte de agencias rusas, Rosfinmonitoring debería acceder a este sistema en algún momento antes del final de este año.

No obstante, Rosfinmonitoring no quiso revelar ningún detalle acerca de sus capacidades para el rastreo de criptomonedas, comentando que toda información referente a este asunto era de carácter confidencial.

En este sentido, no queda claro cómo la información llegaría al sistema de Rosfinmonitoring. En los últimos años, el número de personas añadida a la lista de la agencia ha sido tabulado en función de aquellos que han sido considerados extremistas de cualquier tipo, basándose en el contenido que postean en las redes sociales.

Hasta ahora, la lista de individuos cuyas cuentas han sido bloqueadas en Rusia debido a cargos relacionados con el terrorismo ascienden a los 8,600 individuos. Esta lista de entidades cuenta con 485 entradas, y la mayoría de estas estarían dedicadas a organizaciones religiosas rusas. Además, cuentan con 101 entidades extranjeras y 415 individuos extranjeros.

Vale destacar que, de momento, los legisladores rusos no han podido llegar a un consenso en relación con su postura frente a las criptomonedas, con muchos rumores y desinformación a lo largo de los últimos meses.