El equipo de desarrollo detrás del popular navegador Mozilla Firefox está tomando medidas enérgicas en contra de las prácticas de diversas aplicaciones y servicios web que atentan contra la privacidad de los usuarios, y ha anunciado el día de hoy que Mozilla pronto bloqueará los rastreadores web por defecto.

Esta decisión forma parte de un conjunto de actualizaciones que llegarán en el transcurso de los próximos meses, siendo uno de los enfoques más proactivos para proactivos que ha utilizado el navegador para proteger la privacidad de los usuarios. En el anuncio, publicado en el blog de Mozilla:

Algunos de los efectos negativos del seguimiento sin marcar son fáciles de notar, es decir, anuncios dirigidos especialmente misteriosos y una pérdida de rendimiento en la web. Sin embargo, muchos de los daños de la recopilación de datos no verificados son completamente opacos para los usuarios y expertos por igual, solo para ser revelados poco a poco por las principales violaciones de datos.

En este sentido, Mozilla asegura que los rastreadores web estarán desactivados por defecto en el futuro, y los usuarios tendrán la posibilidad de elegir qué información compartir y con qué sitios web. Además de esto, Mozilla también menciona sus intenciones de mejorar el rendimiento del navegador, debido a que mucho de estos rastreadores web ralentizan los tiempos de carga de los sitios web para recopilar de mejor manera los datos.

La compañía dijo además que analizará los efectos de los rastreadores que reducen el tiempo de carga de los sitios a partir de septiembre, y la versión 63 de Mozilla activará esta función de forma predeterminada, eliminando también las cookies y bloqueando el almacenamiento de contenidos de seguimiento de terceros, estas últimas siendo probadas en la próxima versión del navegador, pero serán implementadas de forma definitiva a partir de Firefox 65.

Por otra parte, Mozilla dijo que está analizando formas de bloquear por defecto las prácticas más difíciles de detectar, como la captura de huellas dactilares, que detecta qué tipo de dispositivo utilizan los usuarios sin su consentimiento, además de los mineros de criptomonedas en forma de malware que se aprovechan de los recursos de hardware de los ordenadores y móviles de los usuarios.

Más en TekCrispy