El fabricante Lenovo ha renovado su línea de portátiles, trayendo lo mejor de la tecnología de hardware de la actualidad y ofreciendo una experiencia mucho más enriquecedora para usuarios que buscan entretenimiento, siempre y cuando no interpreten ‘entretenimiento’ como ‘videojuegos.

En concreto, la compañía ha anunciado tres nuevos portátiles de la serie Yoga, llamados Yoga C930, Yoga Book C930 y Yoga S730, que contarán con más de 24 horas de autonomía.

Lenovo Yoga C930

El Lenovo Yoga C930 es el portátil más costosos de los tres, y se podrá adquirir a partir de US$ 1,749, siendo a su vez el dispositivo emblema que Lenovo ha lanzado con esta generación de portátiles.

Se trata de un ordenador híbrido con pantalla táctil y una bisagra que permite hacer un giro de 360 grados en la pantalla. En este sentido, el diseño anterior de bisagra que lucía como una colección de piezas de relojes ha sido reemplazado por una nueva barra de sonido.

 

Su pantalla táctil IPS de alta definición es de 13,3 pulgadas, con 1080 píxeles de definición y soporte para formato 4K. Los usuarios tienen la opción de comprar un Lenovo Pen para disfrutar de las características de Windows Ink. Además, el dispositivo contará con dos puertos USB-C, Wi-Fi 802.11ac, Bluetooth, GPS y amplificadores estéreo.

Las especificaciones de este portátil no son para videojuegos, ya que cuenta con una CPU Intel Core i7-8550U o un i5-8250U, ambos chips de la generación anterior a Whiskey Lake. Las diversas versiones del portátil que llegarán a algunos países comienzan en 8 GB de RAM y una SSD de 256 GB.

Lenovo Yoga S730

Lenovo trae con este modelo su segundo portátil enfocado en sonido y visión, siendo uno de los más distintivos de la serie Yoga. Su bisagra permite una apertura de hasta 180 grados, y su pantalla no es táctil, lo que sugiere que este portátil es para aquellos usuarios más conservadores que buscan sólo lo necesario en una máquina.

Más allá de esto, la Lenovo S730 cuenta con una pantalla a 1080p que admite la tecnología Dolby Vision y sus altavoces cuentan con Dolby Atmos, que a pesar de no tener un sonido increíble como la C930, sigue siendo una excelente alternativa.

Su peso es de 1,2 kilogramos y apenas cuenta con 11,9 mm de grosor. Incorpora bordes en una delgada pantalla y puede decirse que cuenta con todas las características para ser catalogado como un verdadero portátil. Su CPU es Intel Core i7-8565U, o una versión i5-8265U más nueva que el chip del C930.

Lenovo Yoga Book C930

Este portátil es uno de los más novedosos de Lenovo con respecto a diseño, con una pantalla táctil de E-Ink que se ubica donde generalmente conseguimos el teclado en un portátil. Esto quiere decir que este dispositivo no cuenta con un teclado físico.

Esta pantalla E-Ink puede funcionar también como un lector de documentos o incluso como una superficie para tomar notas. De hecho, cuenta con un lápiz Precision Pen que permite dibujar en cualquiera de las dos pantallas, y ambas cuentan con 4,096 niveles de fidelidad de presión.

La resolución de la pantalla E-Ink no es cualquier cosa, pues dispone de 1920×1080 píxeles, y la pantalla principal IPS es LCD con 2560x1600p de resolución. A pesar de que no contarás con Dolby Vision, el Book C930 de Lenovo cuenta con altavoces Atmos y es ultraportátil, debido a que su peso es de apenas 775 gramos y su grosor de 9.9 mm.

Los usuarios tendrán la opción de elegir entre un CPU Intel Core i5-7Y54 y m3-7Y30. Ambos forman parte de la tercera séptima generación de procesadores de Intel, pero siguen sin alcanzar la potencia de los Yoga S730. La autonomía de los portátiles promete ser de 24 horas.

El precio de los portátiles C930 es de US$ 1,170 para el modelo Book, US$ 1,749 para el emblemático C930 y el Yoga S730 costará US$ también US$ 1,170.

Más en TekCrispy