Debido a que la obesidad es un importante problema de salud pública y se sabe que aumenta el riesgo de varias enfermedades crónicas, como hipertensión y diabetes mellitus tipo 2, se han sugerido muchas dietas diferentes para perder peso. Sin embargo, la seguridad a largo plazo de estas dietas no está clara y, en algunos casos, es polémica.

En este sentido un equipo de investigadores decidió analizar específicamente el impacto de las dietas bajas en carbohidratos en todas las causas de muerte, así como las muertes atribuibles específicamente al cáncer y a enfermedades cardiovasculares.

Consumo de alcohol durante el embarazo, aunque sea moderado, afecta el coeficiente intelectual del bebé

Las dietas bajas en carbohidratos y el riesgo de muerte

El equipo de investigadores estudió a los datos de 24.825 personas y descubrieron que, en comparación con aquellos que consumían una mayor cantidad de carbohidratos, aquellos con la ingesta más baja tenían un 32 por ciento más de riesgo de muerte por todas las causas en un período de seguimiento de seis años.

Específicamente, el riesgo de muerte por enfermedad coronaria durante el mismo período fue 51 por ciento mayor, mientras que el riesgo de desarrollar cáncer fue 35 por ciento mayor.

Estos resultados se confirmaron en un análisis adicional de otros siete estudios que involucraron a más de 447.506 personas que fueron seguidas durante un promedio de 15 años.

Estos estudios sugieren un 15 por ciento más de riesgo de muerte por todas las causas, un 13 por ciento más de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y un 8 por ciento más de riesgo de muerte por cáncer.

El Dr. Maciej Banach, profesor en la Universidad Médica de Lodz en Polonia y autor principal de la investigación, manifestó:

“Descubrimos que las personas que consumían una dieta baja en carbohidratos tenían un mayor riesgo de muerte prematura. Del mismo modo estas dietas aumentaban los riesgos de las causas individuales de muerte, incluidas las enfermedades coronarias, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer.”

Efectos a largo plazo

Los investigadores indican que las dietas bajas en carbohidratos pueden ser útiles a corto plazo para perder peso, reducir la presión arterial y mejorar el control de la glucosa en sangre, pero los resultados de este estudio sugieren que, a largo plazo, están relacionadas con un mayor riesgo de muerte.

Comer nueces reduce los niveles de colesterol y triglicéridos, confirma estudio

En referencia al vínculo observado, los autores señalan que la proteína animal, especialmente la carne roja procesada, ya se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer. Adicionalmente, la ingesta reducida de fibra y frutas, así como el aumento de la ingesta de proteínas animales, colesterol y grasas saturadas con estas dietas podrían ser claves en la desfavorable asociación.

En conclusión, estos hallazgos sugieren que las dietas bajas en carbohidratos no son seguras y no deberían recomendarse. Los detalles de esta investigación se presentaron en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

Referencia: Low carbohydrate diets are unsafe and should be avoided. European Society of Cardiology Congress, 2018. https://goo.gl/wkfP5A

Más en TekCrispy