Los resultados de un ensayo clínico proporcionan un atisbo de esperanza para las personas con una forma de esclerosis múltiple que causa discapacidad a largo plazo, pero no tienen muchas opciones de tratamiento.

La esclerosis múltiple (EM) ocurre cuando hay una descomposición de la mielina, una sustancia blanca grasa envuelta alrededor de los axones, que transportan mensajes desde y entre las células del cerebro. Cuando la mielina comienza a descomponerse, la comunicación entre las células del cerebro se ralentiza, lo que provoca debilidad muscular y problemas de movimiento, equilibrio, sensación y visión.

¿Por qué las personas con demencia no se comportan igual?

Contracción del cerebro

El ensayo, que contó con la participación de más de 250 personas diagnosticadas con esclerosis múltiple progresiva, estuvo enfocado en investigar si el fármaco ibudilast era mejor que el placebo para reducir la progresión de la atrofia cerebral o contracción en el cerebro de los pacientes.

Para el estudio, los pacientes de manera aleatoria fueron separados en dos grupos para tomar hasta 10 cápsulas de ibudilast o placebo por día durante 96 semanas.

Cada seis meses, los participantes se sometieron a escáneres cerebrales de resonancia magnética (MRI). Los investigadores aplicaron una variedad de técnicas de análisis en las imágenes de MRI para evaluar las diferencias en los cambios cerebrales entre los dos grupos.

Los investigadores encontraron que hubo una diferencia en la contracción del cerebro de 0,0009 unidades de atrofia por año entre los dos grupos, lo que se traduce en aproximadamente 2,5 mililitros de tejido cerebral. En otras palabras, aunque ambos grupos experimentaron atrofia, los cerebros de los pacientes en el grupo placebo se redujeron en promedio 2,5 mililitros más en dos años en comparación con el grupo que tomó el medicamento ibudilast.

Resultados alentadores

El estudio no encontró diferencias significativas entre los grupos en el número de pacientes que informaron efectos adversos. Los efectos secundarios más comunes asociados con el medicamento fueron de tipo gastrointestinal, incluyendo náuseas y diarrea, así como dolor de cabeza y depresión.

Estudio sugiere que el consumo de café reduce el riesgo en desarrollar Alzheimer o Parkinson

El Dr. Robert J. Fox, neurólogo de la Clínica Cleveland en Ohio y líder del ensayo, comento:

“Los resultados de la prueba son muy alentadores y apuntan a una posible nueva terapia para ayudar a las personas con EM progresiva. También aumentó nuestra comprensión de las técnicas de imagen avanzadas, por lo que los estudios futuros pueden requerir un menor número de pacientes seguidos durante un período más corto de tiempo. Esto conduce a una mayor eficacia de la investigación clínica.”

Los investigadores planifican realizar estudios que evaluarán si la reducción de la contracción del cerebro afecta el pensamiento, la marcha y otros problemas en personas con EM. Además, investigaciones futuras examinarán si el ibudilast retrasa la progresión de la discapacidad en pacientes con esclerosis múltiple.

Referencia: Phase 2 Trial of Ibudilast in Progressive Multiple Sclerosis. The New England Journal of Medicine, 2018. https://doi.org/10.1056/NEJMoa1803583

Más en TekCrispy