El trato de Woody Allen con Amazon Studios pende de un hilo tras las acusaciones por abuso sexual a su hija adoptiva Dylan Farrow. Su última película, ‘A Rainy Day in New York’ podría no estrenarse en un buen tiempo, pues la compañía busca proteger su reputación en la era del Me Too.

La cinta terminó de grabarse en octubre de 2017 con un elenco conformado por el actor revelación de ‘Call Me By Your Name’, Timothée Chamalet, Selena Gomez, Jude Law y Elle Fanning. Representantes de Amazon expresaron que “nunca se ha asignado una fecha de estreno para la película”, y a pesar de que el trato con Allen aún tiene tres proyectos por desarrollar, no hay ninguna producción anunciada para 2019.

A raíz de las críticas a los actores que participaron en la película por trabajar con Allen, varios de ellos anunciaron que donarán el salario que recibieron por ‘A Rainy Day in New York’ a Time’s Up, la organización que brinda defensa legal a víctimas de acoso sexual en sus lugares de trabajo.

Entre ellos figura Chamalet, quien comentó a principios de este año que no quería lucrarse con la película “y con ese fin, donaré todo mi salario a tres fundaciones de caridad: Time’s Up, el Centro LGBT de Nueva York y RAINN’”. Además del actor de ascendencia francesa, la actriz Rebecca Hall, quien también participó en la cinta, también donará su salario a Time’s Up.

Allen ha recibido varias acusaciones a lo largo de su carrera por conductas inadecuadas y ha sido criticado por casarse con su hija adoptiva Soon-Yi Previn, de su matrimonio con Mia Farrow. Entre los actores que han acusado al actor/director están Greta  Gerwig, Mia Sorvino y Colin Firth, quienes han rechazado trabajar con él nuevamente.

En la Hollywood post Weinstein los estudios han tratado con pinza todo lo que tenga que ver con acoso sexual y temas relacionados, pues no solo por cuidar su reputación y enfrentar posibles cargos legales, sino porque la audiencia también ha castigado a todos aquellos involucrados en casos de ese tipo.

A mediados de agosto se estrenó ‘Billionaire Boys Club’, una película en la que participa Kevin Spacey y resultó un fracaso inminente en taquilla, recaudando apenas 126 dólares en su primer fin de semana.

Igualmente, tenemos el ejemplo del caso de Disney y Marvel con el despido de James Gunn como director de ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 3’.

Más en TekCrispy