Los inconvenientes entre Pavel Durov, fundador de la aplicación de mensajería Telegram, y Rusia continúan, y es que, desde principio de año hemos escuchado que Durov se niega a entablar acuerdos con dicho país, debido a que este último quiere acceder a todos los datos privados de los usuarios, situación en la que Durov no piensa acceder.

Debido a la negativa por parte de Durov a las agencias de inteligencia rusas, para que estas accedieran a las conversaciones de los usuarios., Rusia decidió bloquear esta aplicación de mensajería instantánea.

Ante este precedente, Durov ha dicho recientemente que su compañía está totalmente dispuesta a colaborar con cualquier país ante investigaciones terroristas, pero ha dejado muy claro que esto lo hará siempre y cuando se proporcione una orden judicial para dicha solicitud y no está dispuesto a negociar con Rusia.

Pavel, ha mencionado que esto excluye a Rusia, pues ha hecho énfasis en que el Kremlin no quiere una colaboración sino obtener el acceso completo a los mensajes de todos los usuarios de ese país.

Según fue revelado por Pavel, entre las nuevas configuraciones de privacidad de Telegram se incluirán unos informes de transparencia donde se incluirían las solicitudes de ordenes judiciales, a fin de llevar un registro de las mismas.

“Si Telegram recibe una orden judicial que confirma que usted es sospechoso de terrorismo, podemos divulgar su dirección IP y número de teléfono a las autoridades pertinentes. Hasta ahora, esto nunca ha sucedido. Cuando lo haga, lo incluiremos en un informe de transparencia semestral”.

Durov continuó explicando que Telegram no cooperaría con Rusia, enfatizando que lo que el Kremlin quiere obtener es acceso a los mensajes de todos los usuarios.

“En Rusia, se le pide a Telegram que revele no los números de teléfono ni las direcciones IP de los terroristas basándose en una decisión judicial, sino que tiene acceso a los mensajes de todos los usuarios. No consideramos la solicitud de los servicios secretos rusos y nuestra política de confidencialidad no afecta la situación en Rusia “.

El fundador de Telegram menciona que está dispuesto a colaborar con las autoridades para hacer cumplir las leyes europeas de protección de datos privados.

Al parecer será una guerra sin fin, y es que, se supo que el regulador ruso de medios Roskomnadzor, ha mencionado que Rusia está dispuesta a eliminar la prohibición de Telegram si la compañía acepta proporcionar el acceso al servicio, sin embargo, Durov mantiene su punto y menciona que la compañía está lista para “continuar con nuestra resistencia”.

Más en TekCrispy