A Sony no le basta con contar con las memorias SD más rápidas del mercado, las UHS-II, sino que además quiere tener las más rápidas y resistentes del mundo. En este sentido, la compañía acaba de anunciar su serie de memorias SD SF-G Tough UHS-II, que son resistentes a golpes, agua, polvo e incluso fuego.

De hecho, Sony asegura que sus nuevas Tough son hasta 18 veces más fuertes que las memorias SD convencionales, y utilizan la primera ‘estructura monolítica’ del mundo, que ha sido moldeada dentro de una pieza completamente sellada. Por ello, estas memorias SD son a prueba de caídas de más de cinco metros, resisten al polvo, al fuego y de la presión de otros objetos sobre ellas.

Asimismo, se pudo conocer que la línea Tough trae tarjetas de memoria tan rápidas como las SF-G originales, con velocidades de lectura de 300 MB/s y de escritura de 299 MB/s, lo suficiente como para permitir la captura de videos en 4K con la cámara A7 III de Sony o cualquier otra cámara similar con tecnología DSLR.

De igual forma, la cámara que utilice estas memorias SD también podrá capturar imágenes en archivos RAW con mucho menos retraso cuando el búfer esté al tope. Además, al momento de transferir los archivos al ordenador, el proceso será tan rápido como transferir 64 GB en menos de 4 minutos.

Sin embargo, el hecho de contar con mayor resistencia sacrifica un aspecto importante de la memoria, como la protección contra escritura. Esto ocurre porque Sony eliminó las piezas móviles que daban paso al agua o polvo.

En relación el costo, es posible afirmar que estas innovadoras memorias SD Tough no son para todo el mundo, sobre todo porque su modelo de 32 GB tiene un costo de US$ 73, y el de 128 GB ha sido fijado en US$ 276. En todo caso, las tarjetas dedicadas a los profesionales de la fotografía que se mueven en entornos de alto riesgo llegarán en octubre.

Más en TekCrispy