El fabricante Acer ha lanzado un producto para permitir a los fanáticos de los videojuegos convertir su sala de juegos en un entorno totalmente exagerado. Se trata de una silla, llamada Predator Thronos, que incluye soporte para múltiples monitores y espera ofrecer una experiencia mucho más envolvente y unificada a los usuarios.

Durante la conferencia de prensa en Berlín previa a la conferencia IFA 2018, Acer presentó su nueva serie de productos destinados al mercado de los videojuegos, sin embargo, el que más impresionó fue Predator Thronos, que más allá de una silla, es un sistema completo que casi permite a los usuarios convertirse en un videojuego junto a su ordenador.

El Predator Thronos cuenta con una estructura de acero de casi 1.5 metros de altura, donde está incluida una cabina que puede reclinarse hasta 140 grados, además de un asiento ergonómico y reposapiés. Asimismo, cuenta con una abrazadera superior que permite montar tres monitores de 27 pulgadas, además de permitir la inclusión de una PC para gamers Predator.

De esta forma, Predator Thronos, más allá de ser una silla, es un sistema totalmente equipado, casi representando un inmenso ordenador que permite realizar diversos movimientos dentro de él. Acer describe el diseño de su ‘trono’ como desafiante, y no cabe duda luego de observar las imágenes que se trata de un dispositivo sacado de una película de ciencia ficción.

Esta no es la primera cabina para videojuegos. Otros productos similares han existido anteriormente, sin embargo, Thronos es uno de los modelos más avanzados que hemos visto, incluso superando a la estación de trabajo MWE Labs Emperor.

Hasta el momento, Acer no ha dicho en qué momento estará disponible su nueva silla para videojuegos ni cuál será su costo, pero con base en productos similares de otras compañías, es posible afirmar que el costo de este producto pudiese superar los US$ 5,000 sin ningún problema. El verdadero problema es que todos los gamers puedan comprarlo.

Más en TekCrispy