Dicen que el tiempo se pasa volando cuando la pasamos bien y tal vez esa sea la razón por la cual tantos gamers pueden pasar horas jugando partidas de ‘Fortnite’ o ‘God of War’. La manera en cómo percibimos el tiempo en los videojuegos nos pueden hacer más pacientes y tomar decisiones más sabias en la vida real.

Normalmente, los videojuegos que brindan experiencias de total inmersión a sus jugadores son los que permiten perderse en ese mundo de fantasía sin siquiera mirar el reloj para chequear cuántas horas han pasado. Sin embargo, la vida real no nos brinda tantas experiencias y actividades que disfrutemos tanto como estos videojuegos.

En ese caso, ¿cómo se puede engañar a la mente para volvernos más pacientes en situaciones no tan divertidas? Un estudio realizado por científicos en la universidad de Penn State determinó que modificar la percepción del tiempo influye en nuestra paciencia y capacidad para tomar decisiones.

Para demostrarlo, el equipo de investigadores realizó varios experimentos en los que los sujetos debían jugar un videojuego del Monstruo Comegalletas cuyo objetivo era atrapar al monstruo antes de que robara las galletas.

A cada experimento se le asignó un grupo de personas y un reloj cuya cuenta regresiva iba lento, medianamente rápido o rápido. Según los resultados de la investigación, aquellos participantes que vieron el reloj cuya cuenta regresiva pasaba más rápido se mostraron más pacientes que aquellos cuyo reloj llevaba una cuenta más lenta.

Además, los investigadores encontraron que los participantes que tuvieron el reloj con la cuenta regresiva más rápida demostraron una toma de decisiones más deliberada y sabia, incluso aun después del juego.

El tiempo vuela cuando la pasas bien

En el experimento número uno se observaron 123 sujetos con un reloj que tenía una cuenta regresiva lenta del tiempo.  En el segundo experimento se estudió un grupo de 701 personas con un reloj de cuenta regresiva  medianamente rápida, y por último, el tercer experimento se realizó con un grupo de 304 personas y un reloj de rápida cuenta regresiva.

David Reitter, profesor asociado de ciencias de información y tecnología en Penn State, expresó que los hallazgos fueron “bastante impresionantes con respecto a que se puede influir en la paciencia de las personas durante el videojuego, no solo durante la cuenta regresiva, sino que también se puede influir en la paciencia de la gente para lo que venga después”.

Una rápida cuenta regresiva con más números hace que percibamos el tiempo como si estuviera pasando más rápido, lo cual reduce la impaciencia y promueve una mejor toma de decisiones.

“Una cuenta regresiva rápida crea una sensación de que ha pasado una pequeña cantidad de tiempo de espera, lo cual altera un poco la percepción del tiempo”, dice Reitter.

¿Cómo cambiar la percepción del tiempo?

Moojan Ghafurian, un exestudiante de doctorado en Penn State, agregó que el estudio podría aportar nuevas maneras en las que las personas pueden modificar la sensación del tiempo para promover el bienestar, y que lo realmente novedoso es la manera en cómo se puede engañar a nuestro reloj interno. “Puede ayudar con la toma de decisiones y la felicidad”, añadió Ghafurian.

Estos pequeños trucos podrían utilizarse en situaciones cotidianas en las que la impaciencia suele atentar contra la seguridad, como el tráfico. La percepción del tiempo se podría cambiar en elementos como los semáforos para automóviles y personas.

Beneficios de jugar videojuegos

Aparte de la percepción del tiempo y la paciencia, los videojuegos pueden ayudar a mejorar nuestro desempeño en otras situaciones sociales. Un estudio publicado en mayo rompía con el estereotipo de que los gamers son personas marginadas de la sociedad que no son activos físicamente y que lo único que hacen es jugar en sus consolas.

Sin embargo, los videojuegos traen consigo una serie de habilidades que se pueden aplicar perfectamente en la vida real, como mejor pensamiento estratégico –relacionado con la toma de decisiones a los que hace referencia el estudio de Penn State–, mejoras en los reflejos y tiempos de reacción, coordinación y habilidades para trabajar en equipo y para liderar.

Más en TekCrispy