Cloudbleed

California podría constituir próximamente un grupo de trabajo dedicado a evaluar los beneficios de la tecnología blockchain, al igual que las formas de actualizar la legislación de manera que puedan aprovechar todo el potencial que esta es capaz de ofrecer al estado. El grupo podría conformarse gracias al proyecto de ley 2658, planteado en primera oportunidad durante el mes de febrero de este año.

Inicialmente se había reconocido que un registro asegurado por la tecnología blockchain era un registro electrónico. Sin embargo, en esta oportunidad se indica al Secretario de la Agencia de Operaciones del Gobierno crear un equipo especializado para estudiar más a fondo la tecnología.

Este proyecto agrega que para los propósitos correspondientes, blockchain será definido como un libro de contabilidad o base de datos matemáticamente segura, cronología y descentralizada, aunque la misma definición será temporal y tendrá su fecha de expiración en enero de 2022.

La composición del grupo contara con una variedad de representantes que incluyen tanto a miembros del sector tecnológico como a integrantes de otros sectores relacionados, asimismo su presidente será designado antes del 1 de julio de 2019. Aquellos que tengan participación en el grupo podrán aportar toda la información respectiva para que luego sea analizada por este y haga sus recomendaciones para la modificación de normativas estatales.

Evaluar como blockchain podría ser empleado por el gobierno así como por las empresas locales seria la finalidad de este grupo propuesto en el proyecto de ley. Además, se espera estudiar los riesgos implícitos en su adopción, su beneficio y el desenvolvimiento que pueda tener bajo la ley del estado.

Por otra parte, el 1 de julio de 2020 será la fecha tope para redactar el informe correspondiente que deberá incluir las recomendaciones para establecer su definición y realizar las enmiendas correspondientes en las leyes que interfieran con su uso.

Hasta ahora, se conoce que el Senado y la Asamblea General aprobaron el proyecto de ley posterior a su tercera lectura, por lo cual próximamente deberá pasar a manos del gobernador Jerry Brown quien tendrá 30 días para darle el visto bueno o vetarlo.