Los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres, muestran que las cabras pueden diferenciar entre las expresiones faciales humanas y prefieren interactuar con personas se semblanza feliz.

El estudio, que proporciona la primera evidencia de que las cabras son capaces de reconocer expresiones emocionales humanas, implica que la capacidad de los animales para percibir estas señales faciales, no se limita sólo a aquellos con una larga historia de domesticación como acompañantes, como perros y caballos.

Gravitar hacia la cara sonriente

El estudio se centró en analizar cómo las cabras interactuaron con imágenes de expresiones faciales humanas positivas (felices) y negativas (enojadas), y descubrieron que preferían mirar e interactuar con las caras felices.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores reunieron al azar a un grupo de 20 cabras del Santuario para cabras Buttercups en Kent, Reino Unido, a las cuales les fueron mostradas simultáneamente en un área cerrada, imágenes de caras humanas desconocidas del mismo individuo mostrando expresiones faciales positivas y negativas.

Después de contabilizar y analizar los datos, los investigadores encontraron que sin importar el sexo de la cabra o el sexo de la cara de la persona, las cabras gravitaban hacia la cara sonriente con una frecuencia significativamente mayor que hacia las imágenes que mostraban personas con expresiones faciales de enojo.

Este fue particularmente notorio cuando las caras felices se colocaron a la derecha del campo de pruebas, lo que sugiere que las cabras usan el hemisferio izquierdo de sus cerebros para procesar las emociones positivas.

Estudio presenta primera evidencia de que las cabras son capaces de reconocer las expresiones emocionales humanas.

Comprender la vida emocional de los animales domésticos

Ante los resultados observados el Dr. Christian Nawroth, afiliado al Departamento de Psicología Biológica y Experimental de la Escuela de Ciencias Biológicas en la Universidad Queen Mary de Londres y coautor del estudio, indicó:

“Ya sabíamos que las cabras están muy en sintonía con el lenguaje corporal humano, pero no sabíamos su reacción a las diferentes expresiones emocionales humanas, como la ira y la felicidad. Aquí, mostramos por primera vez que las cabras no sólo distinguen entre estas expresiones, sino que también prefieren interactuar con los rostros de expresiones positivas.”

El estudio de la percepción de emociones ya ha demostrado habilidades muy complejas en perros y caballos. Sin embargo, hasta ahora, no había evidencia de que animales como las cabras fueran capaces de reconocer expresiones faciales humanas.

Los autores del estudio señalan que estos resultados abren nuevos caminos para comprender la vida emocional de todos los animales domésticos. No sería sorprendente si, hasta cierto punto, todos los animales pueden saber cuándo somos felices.

El equipo planea continuar estudiando la percepción emocional en las cabras para descubrir aún más cómo los animales de granja procesan las expresiones emocionales humanas.

Referencia: Goats prefer positive human emotional facial expressions. Royal Society Open Science, 2018. https://doi.org/10.1098/rsos.180491

Más en TekCrispy