Petro Danara Otras Criptomonedas

Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, ha ordenado a todos los bancos de la nación a adoptar inmediatamente su criptomoneda, el Petro (PTR), activo al que ancló los salarios mínimos expresados en el nuevo “Bolívar Soberano.”

Tanto los bancos del Estado como los privados ahora deberán utilizar su criptomoneda en todos los reportes financieros, a pesar de que la misma aún no ha sido emitida y el gobierno habría falsificado información referente a su lanzamiento.

Por casi un año, Maduro ha insistido en la adopción del Petro como supuesta solución a la profunda crisis financiera en la que la nación caribeña está sumida, con una inflación de hasta 82% en tan sólo el último mes.

Asimismo, desde la semana pasada, en Venezuela coexisten dos divisas, el Bolívar Soberano y el Petro. Este nuevo Bolívar Soberano, para fines prácticos, sería el mismo que el anterior, pero con un nuevo diseño y una valoración incluso más baja, removiendo 5 ceros de la denominación anterior.

Incluso tras la creación del nuevo cono monetario, el presidente Maduro continúa obsesionado con legitimar y popularizar su criptomoneda entre sus coterráneos, estableciéndola como la divisa para realizar transacciones petroleras.

Además, las nuevas medidas económicas del gobierno de Maduro incluyeron un aumento del salario mínimo de más del 3400%, fijándolo en 0.5 PTR, lo que arbitrariamente representaría US$ 30.

De esta manera, el Petro sería considerado una especie de Stablecoin para el Bolívar Soberano, pues el segundo estaría anclado al precio del primero. Vale destacar que en sus inicios, el Petro estaría respaldado únicamente por el petróleo y otros minerales, y no iba a ser considerado la divisa nacional.

No obstante, entendidos en la materia y ciudadanos venezolanos consideran al Petro como una vil artimaña para sortear las sanciones internacionales emitidas por el gobierno de Donald Trump, utilizando el mercado de las criptomonedas para vender petróleo.