Con motivo de la conferencia IFA 2018, Intel anunció el día de hoy sus nuevas incorporaciones a su oferta de hardware con la octava generación de sus procesadores Intel Core.

La compañía anunció tres nuevos chips de la serie U, también llamada Whiskey Lake, para portátiles de gama media y, por primera vez, fueron anunciados tres procesadores de la serie Y ‘Amber Lake’ de octava generación.

A pesar de que Intel continúa utilizando la arquitectura subyacente de sus chips anteriores, convirtiendo sus nuevos procesadores en una línea intermedia entre la octava y novena generación, al menos en lo que tiene que ver con la serie U, el cambio principal que la empresa ha destacado en su anuncio es la mejora de la conectividad Wi-Fi en los equipos portátiles que incluyan esta tecnología.

En este sentido, Intel ha prometido que sus nuevos procesadores ofrecerán velocidades de Internet mucho más rápidas, especialmente para los portátiles de gama media, que anteriormente no ofrecían este tipo de velocidades.

Asimismo, el fabricante incorporó a su serie ‘Y’ y a la serie ‘U’ el soporte para Cortana y Alexa, por lo que los usuarios podrán comenzar a utilizar los asistentes inteligentes en un futuro cercano.

Por otra parte, a pesar de que los procesadores de la serie Y son fácilmente identificables porque son los primeros de octava generación en esa serie, los modelos de chips Whiskey Lake de la serie U pueden ser más difíciles de identificar debido a que Intel actualmente comercializa los procesadores Kaby Lake R del 2017 como procesadores de octava generación. Precisamente esta es la estrategia de Intel para agregar la función de ‘Conectividad Optimizada’.

Los chips Whiskey Lake de la serie U están representados por el modelo i3-U145U de dos y cuatro hilos, que está sincronizado a 2.1 GHz, con la posibilidad de aumentar a 3.9 GHz; el procesador i5-8265U de cuatro y ocho hilos, que agrega una frecuencia de 1.6 GHz y que puede aumentarse a 3.9GHz; y finalmente el chip i7-8565U de cuatro y ocho hilos, corriendo a 1.8GHz, que incluye velocidad aumentada de 4.6GHz.

En el caso de los chips Amber Lake de la serie Y, se trata de un hardware menos potente, que incluye configuración de doble núcleo y cuatro hilos para cada uno de ellos, con velocidades que parten de 1.1GHz (aumentado a 3.4GHz) en el chip m3-8100Y, velocidad de 1.3GHz y velocidad aumentada de 3.9 GHz para el i5- 8200Y, y 1.5GHz (aumentado a 4.2GHz) para el procesador i7-8500Y.

Más en TekCrispy