Este podría catalogarse como el peor año de Facebook, o al menos el más polémico. Entre otros temas sobre los que la compañía de Mark Zuckerberg ha sido acusada o criticada, está el algoritmo para segmentar sus anuncios publicitarios, el cual ya se ha enfrentado con las autoridades legales en Estados Unidos y hoy enfrenta las críticas de la sociedad británica.

Según informa el diario The Telegraph, varios usuarios pertenecientes a la comunidad LGBT se han quejado por haberse cruzado con algunos anuncios que ofrecían una “cura” para la homosexualidad, además de terapias de conversión para gays y lesbianas, basándose en los intereses de los perfiles de los usuarios afectados.

Facebook eliminó los anuncios, pero no se escapó de las acusaciones de sus usuarios por un error en su algoritmo de micro-segmentación. Cuando los usuarios dieron clic en la pregunta ‘¿por qué estoy viendo este anuncio?’, podían ver que Facebook notó que estaban interesados en “asuntos de género”.

Algunas organizaciones acusaron a Facebook de tener una actitud “depredadora” con miembros de comunidades vulnerables y además instó a la compañía a mejorar la regulación de su micro-segmentación.

Anuncios molestos e irresponsables

Uno de los anuncios mostraba un video titulado ‘La homosexualidad era mi identidad’, y promovía una terapia de conversión para jóvenes miembros de la comunidad LGBT. Una usuaria de la red social expresó que el video era bastante molesto y que no entendía, además, porqué permite que ese tipo de grupos coloque al colectivo LGBT como audiencia.

Otro anuncio contenía la promoción de un libro de autoayuda entre jóvenes británicos que estuviesen interesados en asuntos de género. El libro se llama ‘Ayuda para hombres con atracción por el mismo sexo’, cuyo autor es un terapeuta evangélico de conversión.

Uno de los anuncios retirados de la plataforma

Un joven describió que, aunque el lenguaje del anuncio no era precisamente homofóbico, sí estaba escrito “en una manera que pareciera que la gente estuviese deprimida o que se odiaran a sí mismos por su sexualidad”.

Considera que es “bastante irresponsable” de parte de Facebook permitir una publicidad que “ataque a los gays con problemas de salud mental, en una manera tan negativa”.

Políticas anti-discriminación

Facebook ha enfrentado críticas por permitir la discriminación a través de la segmentación en su herramienta de publicidad,  a pesar de que las políticas para anunciantes establecen que ningún aviso publicitario debe incurrir en prácticas de publicidad intrusivas o que contengan información que “discrimine, acose, provoque o menosprecie a cualquier persona que use Facebook o Instagram”.

Un vocero de Facebook informó que la compañía ha “rechazado estos anuncios y ya no están circulando en Facebook”.

Más en TekCrispy