Tradicionalmente, la comunidad médica ha expresado que no debemos preocuparnos por el colesterol “bueno”. Sin embargo, una nueva investigación encontró una asociación alarmante entre los altos niveles de este tipo de colesterol y un mayor riesgo de sufrir ataque cardíaco y muerte.

El nuevo estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Emory en Atlanta, Estados Unidos, y presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, encontró que el llamado colesterol “bueno” o colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés) puede aumentar el riesgo de muerte prematura.

En general, se ha sugerido que niveles altos del tipo de colesterol HDL son deseables, ya que pueden proteger contra la enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, en contraste al  llamado colesterol “malo” o lipoproteína de baja densidad (LDL) el que bloquea las arterias.

Desafiando la creencia popular

Pero los resultados de este estudio desafían esta creencia. La investigación encontró una relación entre los altos niveles de HDL con un mayor riesgo de ataque cardíaco, e incluso la muerte, entre pacientes que ya tenían problemas cardíacos o que enfrentaban un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

Los hallazgos se basan en un seguimiento aproximado de cuatro años de los niveles de colesterol y las enfermedades cardíacas en casi 6.000 hombres y mujeres que en promedio,  tenían 63 años. Sus niveles de HDL variaron desde un mínimo de menos de 30 miligramos por decilitro (mg / dL) hasta un alto nivel de más de 60 mg / dL de sangre.

En el transcurso del estudio, el 13 por ciento de los pacientes tuvo un ataque al corazón o murió por una causa cardiovascular.

Al analizar el conjunto de datos, los investigadores concluyeron que los pacientes con niveles de HDL en el rango medio del espectro, es decir, entre 41 y 60 mg / dl de sangre, fueron los mejores, ya que presentaron el menor riesgo de ataque cardíaco o muerte cardíaca.

Asociación paradójica

En contraste, aquellos con lecturas de HDL por debajo de 41 o por encima de 60 enfrentaron un riesgo marcadamente mayor de sufrir un ataque al corazón o morir por una causa cardiovascular. Específicamente, los pacientes con niveles de HDL superiores a 60 tenían un riesgo 50 por ciento mayor, en comparación con aquellos cuyos niveles de HDL se encontraron en el rango medio.

Los hallazgos fueron consistentes incluso después de tener en cuenta los antecedentes de diabetes, tabaquismo, consumo de alcohol y niveles de LDL del paciente. La raza y el género parecieron no tener efectos sobre los resultados.

Los autores del estudio señalan la necesidad de realizar más investigaciones orientadas a dilucidar los mecanismos de esta asociación paradójica. A pesar de la respuesta sigue siendo desconocida, los investigadores especulan que el colesterol HDL extremadamente elevado puede representar un “HDL disfuncional” que, además de no brindar los beneficios esperados, resulta perjudicial.

El Dr. Mark Allard-Ratick, coautor de estudio concluyó señalando:

“Una cosa es cierta: el mantra del colesterol HDL como el colesterol ‘bueno’ ya no puede ser el caso para todos”.

Referencia: Elevated HDL-C is associated with adverse cardiovascular outcomes. European Society of Cardiology, 2018. https://goo.gl/jbNX3m

Más en TekCrispy