El conglomerado japonés Fujitsu anunció el lanzamiento de su nueva prueba de concepto (Proof of Concept o PoC) respaldada en IOTA, que estará orientada en procesos de prueba de auditoría en la industria manufacturera.

Según lo estipulado con el nuevo lanzamiento, la firma pretende usar el protocolo IOTA como un “medio de almacenamiento inmutable de datos”, cuyo principal propósito será en los procesos de auditoría de producción industrial y de cadenas de suministro.

De hecho, Leopold Sternberg, el gerente del Centro de Competencia 4.0 de Fujitsu en Múnich, comentó que:

Esta nueva asociación permitirá que IOTA sea posicionada como el nuevo protocolo estándar, especialmente considerando que la firma está bien equipada tanto en experticia en el área, como bien posicionada entre las industrias de manufactura.

Cabe destacar que el objetivo principal del proyecto será derribar los obstáculos y desafíos de las exigencias y demandas por un sistema más seguro, eficiente e integral de provisión y almacenamiento de datos en la industria.

El proyecto también propone la creación de un sistema de identificación criptográfico para productos, componente y estatus de producción, los cuales estarán “conectados mediante nodos en el protocolo Tangle de IOTA”, comentaron los directivos de Fujitsu.

Por su parte, hay que destacar que ‘Tangle’ es una clase diversa de ledger distribuida, la cual no está respaldada en bloques, sino más bien en “Directed Acyclic Graph” (DAG) y será usada como parte de la red de suministro de código abierto; así como se integrará a la “tecnología de reconocimiento de patrones vía PalmSecure Palm Vein” de la propia firma, a fin de poder proveer un sistema de identificación y gestión de acceso seguro.

Hay que destacar que el pasado julio, el socio de IOTA, el proyecto smart city y CityxChange, recibió una financiación por 20 millones de euros por parte de la Comisión Europea, gracias a lo cual estará impulsada a crear aún más desarrollos en su tecnología única de datos ‘Tangle’, a fin de optimizar los campos de movilidad, energía y datos de mercado en los proyectos sobre ciudades inteligentes.