Estudios han revelado que algunas partes del cerebro de los hombres interactúan entre sí de manera diferente a las regiones análogas del sistema nervioso en las mujeres. Hace unos años se descubrió que la percepción del dolor es diferente entre hombres y mujeres, y más recientemente, estudios han mostrado que las mujeres ven el mundo de forma algo diferente a los hombres.

En los últimos años, los científicos han estado tratando de comprender si existen características fisiológicas, químicas o evolutivas que justifiquen las diferencias en el desempeño corporal observado entre hombres y mujeres, o si estas desigualdades se deben a la crianza y las tradiciones culturales.

Ingrediente activo de la marihuana puede causar cambios genéticos en las células espermáticas

En este contexto, investigadores de la Universidad de Binghamton en Estados Unidos realizaron un estudio que tuvo como objetivo examinar si la diferencia de género influye en cómo los patrones alimenticios impactan la salud emocional.

Bienestar mental y deficiencias nutricionales

Para hacerlo, los investigadores reunieron un grupo de 563 voluntarios, 48 por ciento hombres y 52 por ciento mujeres, y les pidieron que respondieran varias encuestas de opinión después de un cambio de dieta u otros cambios significativos en sus vidas.

Los científicos estaban interesados ​​no sólo en el estilo general de su vida, sino también en la cantidad de alimentos específicos que comían, si consumían vitaminas y suplementos alimenticios, y en diversos factores sociales, como el nivel de ingresos y la calidad de la educación.

Después de analizar y comparar este conjunto de datos, el equipo de investigadores encontró que los hombres son más propensos a experimentar bienestar mental hasta que surgen deficiencias nutricionales. Sin embargo, las mujeres tienen menos probabilidades de experimentar bienestar mental, a menos que sigan una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable.

Bienestar mental femenino requiere más nutrientes

La Dra. Lina Begdache, profesora en el Departamento de Salud y Bienestar de la Universidad de Binghamton y autora principal del estudio, se refirió a la investigación y comentó:

“Estos hallazgos pueden explicar por qué las mujeres tienen dos veces más probabilidades de ser diagnosticadas con ansiedad y depresión y sufren episodios más largos, en comparación con los hombres. La dieta actual es alta en energía pero pobre en nutrientes claves que apoyan la anatomía y funcionalidad del cerebro.”

Aunque no lo creas, la comida chatarra puede hacerte escoger opciones más saludables

De acuerdo con los autores del estudio, la conclusión más importante de la investigación es que las mujeres pueden requerir un espectro de nutrientes más amplio que los hombres para apoyar su estado de ánimo.

Los investigadores explicaron que las dietas de nuestros antepasados ​​han tenido un impacto significativo en la evolución del cerebro humano. Si bien en gran parte siguió una dieta alta en energía y nutrientes, se debe tener en cuenta que las diferentes responsabilidades entre hombres y mujeres del pasado, pudo haber influido en los requerimientos energéticos y las preferencias alimentarias a lo largo del tiempo.

Referencia: Principal component analysis identifies differential gender-specific dietary patterns that may be linked to mental distress in human adults. Nutritional Neuroscience, 2018. https://doi.org/10.1080/1028415X.2018.1500198

Más en TekCrispy