Shigeru Miyamoto, diseñador de juegos tan legendarios como ‘Super Mario’ y ‘Donkey Kong’ aconseja a la industria de videojuegos no ser avaros con los precios de los títulos.

En la Conferencia de Desarrolladores de Entretenimiento de Computadora en Japón, Miyamoto explicó que ofrecer juegos a precios bajos creará negocios más sustentables a largo plazo.

“Somos afortunados de tener un mercado tan gigante, así que pensamos que, si podemos vender juegos a precios razonables a la mayor cantidad de gente posible, veremos grandes ganancias”, expresó Miyamoto.

Los juegos en formato free-to-play han tenido una gran expansión en los últimos años y han recaudado grandes sumas de dinero con lo que invierten los jugadores en compras in-game.

Sus creadores sostienen que ese modelo favorece la longevidad de los títulos y crea negocios más predecibles, lo cual atrae inversionistas e impulsa el empleo.

Sin embargo, los detractores de los juegos free-to-play argumentan que impide la creatividad dentro del juego y que además promueve los juegos de apuestas, lo cual resultó en la prohibición de las cajas botín en países como Holanda y Bélgica.

A pesar de las palabras de Miyamoto, el ejecutivo de Nintendo ha reconocido que el modelo actual de precios accesibles de la compañía no ha sido precisamente exitoso, trayendo a colación el caso de ‘Super Mario Run’, el primer videojuego para móviles desarrollado por la compañía.

“Pero continuaremos trabajando en él hasta que sea más fuerte. De esa manera todos podrán desarrollar juegos en un entorno favorable. Al concentrarnos  en llevar juegos al mayor rango de personas, podremos seguir empujando nuestro negocio de juegos móviles”, dijo Miyamoto.

Miyamoto también reflexionó sobre las lecciones que los desarrolladores deben aprender de la industria musical, y además opinó que los servicios de suscripción deberían jugar un rol más importante en los videojuegos, pero considera que la clave está en desarrollar una cultura de pago por buen software.