Un reciente comunicado publicado en el sitio ‘The Merkle’, destaca las declaraciones de Jimmy Watson, el CEO del ‘Team McAfee’, sobre un supuesto caso de robo y malversación de fondos por parte del contador Luke Jenkings.

Según Watson, Jenkings había sido contratado hace un poco más de un año y estaba encargado de “recibir y gestionar los tokens, activos y transferencias del equipo McAfee”.

Las acusaciones van desde el “robo o malversación” de fondos equivalentes a $50 millones o $100 millones de dólares que Jenkings supuestamente recibió en criptomonedas, tanto en bitcoins (BTC), como en ethereum (ETH).

Watson también alegó que “cientos de individuos y usuarios” le han enviado al equipo McAfee quejas y reclamos por los “robos”. Watson estima que:

Las instituciones más corruptas han robado y tomado ventaja de cientos de inocentes.

Asimismo, Team McAfee destacó que rastrearon más de “30 direcciones de criptomonedas que estaban en su posesión y que estaban vinculadas con dos empleados del equipo” y, de acuerdo con sus comentarios, asociados con otros exchanges como HitBTC, TopBTC y Yobit.

Por su parte, tanto Watson, como el resto de los directivos del Team McAfee, han exhortado que Jenkings devolviera los fondos y estuviera consciente de “las repercusiones” que enfrentaría por sus acciones; no obstante, el ex contador no ha dado respuesta alguna.

En vista del escenario, Watson emitió un último comunicado de advertencia, estableciendo lo siguiente:

Ha sido notada la abierta indiferencia hacia el código penal del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Es lo último que queríamos para él o cualquier otra persona; sin embargo, el silencio del Equipo McAfee ha sido confundido con la ignorancia. Por lo tanto, he decidido perseguir [legalmente] a todas las personas que decidan utilizar métodos maliciosos y criminales para causar daños y cualquiera que elija el mismo camino será enjuiciado.

También fue destacado que ha habido reportes de personas aclamando ser parte del Team McAfee, cuando en realidad no lo son, y que cualquiera que reciba transferencias de Jenkings o algún otro cómplice, será responsable, de igual forma, de robo.