Ahora, los Cupertino tendrán mucho que celebrar, puesto que la UE aprobarrá el contrato de compra entre Shazam y  Apple anunciado a finales de 2017, y que posteriormente el organismo decidió investigar, argumentando que dicha compra colocaría en “desventaja competitiva“, al resto de las plataformas de streaming como Spotify.

De acuerdo con Reuters, la UE aprobó el contrato para la adquisición de la aplicación británica de descubrimiento de música Shazam, dijeron el miércoles dos personas familiarizadas con el asunto.

Recordemos que en abril pasado, la Comisión Europea abrió una investigación a gran escala sobre el acuerdo de compra de Apple y Shazam, debido a las preocupaciones de que las empresas puedan comprar un rival rico en datos, para aprovecharse de la información o expulsar a otros del mercado. Algo totalmente razonable, tomando en cuenta los recientes escándalos en torno a la violación de la privacidad de usuarios, como el polémico caso de Cambridge Analytica, además de la puesta en marcha de la GDPR.

Asimismo, la autoridad antimonopolio de la UE, argumentó que le preocupaba que el acuerdo con Shazam, pudiera darle a Apple una ventaja injusta para alejar a los usuarios de sus rivales e impulsarlos a usar sus servicios como Apple Music.

A la Comisión le preocupa que, tras la adquisición de Shazam, Apple pudiera obtener acceso a datos comerciales sensibles de los consumidores de sus rivales. Ese tipo de datos permitiría a Apple segmentar los clientes de sus competidores y animarles a cambiar a Apple Music. Como resultado, los servicios de streaming de música rivales, podrían quedar en desventaja competitiva.

La Comisión se hizo cargo del caso por parte de los reguladores nacionales de la UE, a raíz de una solicitud de siete países europeos, incluidos Francia, Italia, España y Suecia.

Segun el reporte, la UE tiene previsto decidir el acuerdo antes del 18 de septiembre. Por su parte, Apple no quiso hacer ningún comentario. Pero se rumorea que la compla de Shazam esta valorada en USD$400 millones, afirma Techcrunch