Los medicamentos, tal como cualquier producto que adquirimos, tienen una fecha de expiración. En este sentido, las empresas farmacéuticas están obligadas por ley a marcar sus productos con una fecha que indica hasta qué día es seguro consumir el medicamento.

No obstante, la mayoría de las personas desconoce qué implica esta fecha de caducidad o cuales son las implicaciones de tomar medicamentos que ya están vencidos.

¿Qué significa la fecha de vencimiento en los medicamentos?

La fecha de vencimiento de un medicamento significa el último día en el que los fabricantes garantizan la efectividad y la seguridad del consumo de este.

En este sentido, las leyes exigen que los fabricantes de productos farmacéuticos coloquen fechas de caducidad antes de su comercialización.

Asimismo, por cuestiones legales, los farmaceutas no dan recomendaciones sobre la estabilidad de los fármacos luego de la fecha de vencimiento; no obstante, en la mayoría de los medicamentos, esta es una fecha arbitraria, generalmente de 12 a 60 meses después de haber sido fabricados.

Por otro lado, en realidad, la efectividad del medicamento puede ser mucho más larga, pero las empresas farmacéuticas no se hacen responsables de su funcionamiento, eficacia o de los efectos secundarios que pudiesen producirse.

Así, las fechas de vencimiento de los medicamentos se estiman a partir de pruebas de estabilidad bajo prácticas adecuadas de fabricación, según recomendaciones de las instituciones encargadas de regular la producción de fármacos y productos alimenticios, tal como la Administración de Alimentos y Medicamentos, en los Estados Unidos.

¿Pueden tomarse los medicamentos luego de su fecha de vencimiento?

Un tema que da mucho de qué hablar es si resulta adecuado y seguro ingerir medicamentos a pesar de que ya haya transcurrido su fecha de caducidad. Al respecto, los expertos aseguran que siempre es mejor usar medicamentos que no se hayan vencido.

No obstante, si se necesita un medicamento y resulta imposible reemplazar el que está vencido, no hay evidencias de que no sea seguro tomar el medicamento en la mayoría de los casos, aunque las personas deben ser conscientes de que existe la posibilidad de que no se logren los efectos terapéuticos deseados.

Específicamente, si los medicamentos vencidos son para problemas menores de salud, como un dolor de cabeza, puede ser seguro tomarlos, aunque no existen garantías de que el fármaco sea totalmente efectivo.

Al respecto, de acuerdo a una investigación llevada a cabo por la Administración de Alimentos y Medicamentos, las reservas de medicamentos de los militares siguen siendo efectivas incluso luego de 15 años después de la fecha de vencimiento.

Específicamente, tras el estudio se descubrió que el 90% de más de 100 medicamentos que conforman la reserva de drogas de la milicia americana, estaban en perfectas condiciones a pesar de que ya habían expirado. No obstante, para que esto sea posible, las condiciones de almacenamiento deben ser óptimas.

Por su parte, existen medicamentos que no son seguros luego de su fecha de expiración, tal como los productos biológicos, la insulina, gotas para los ojos, la aspirina, medicamentos compuestos, algunos antibióticos y cualquier fármaco en general que sea líquido.

Finalmente, es importante acotar que, si se toma un medicamento caducado y este no produce los efectos deseados, debe ser reemplazado inmediatamente.

Además, debemos recordar que esta es una medida que se toma a propio riesgo, por lo que si se va a llevar a cabo, hay que prestar especial atención a síntomas extraños que puedan producirse y estar en constante comunicación con el médico tratante.

Referencia: Stability profiles of drug products extended beyond labeled expiration dates. https://doi.org/10.1002/jps.20636