Si eras de los que jugaba el clásico videojuego de James Bond, ‘GoldenEye’ en la Nintendo 64 y solías seleccionar a Oddjob como personaje para jugar, lamentamos decirte que estabas haciendo trampa.

Según pudieron confirmar el artista de entorno Karl Hilton y el programador de juego Mark Edmonds en una entrevista, jugar como Oddjob te daba muchas ventajas de jugabilidad. Empezando por su baja estatura que le permitía esquivar todo tipo de balas sobre su cabeza.

“Todos pensamos que era una especie de trampa cuando hacíamos pruebas de juego con Oddjob, pero era tan divertido como para quitarlo y no había intenciones en ninguno de nosotros de cambiarlo”, comentó Hilton. “Definitivamente es hacer trampa jugar como Oddjob”, afirmó Edmonds.

21 años de ‘GoldenEye 64’

Esta semana, específicamente el 25 de agosto, será el vigésimo primer aniversario del clásico de la consola, el cual salió en 1997, cuando la Nintendo 64 era el sueño de todo niño de los noventa.

‘GoldenEye 007’, como se conoce originalmente, estaba planeado como un juego 2D de un solo jugador, sin embargo, el jefe de desarrolladores, Martin Hollis, sugirió que se realizara un FPS en tercera dimensión para la Nintendo 64, cuyo sistema y tecnología no existían para ese entonces.

Hollis se armó con un equipo de nuevos desarrolladores para trabajar en lo que se esperaba que fuera un juego más sobre una película, que generalmente no solían tener tanto éxito, tanto crítico como comercialmente.

Edmonds recuerda que fue una “experiencia genial, al no haber estado nunca en un set de película en mi vida”, porque, sí, los desarrolladores tuvieron que visitar el set de ‘GoldenEye’ por varios días, durante la etapa conceptual del videojuego, para registrar todo lo que pudieran para buscar inspiración en trajes, accesorios del set, incluso modelos en miniatura.

“Tomé cientos de fotos con película 35mm, y las usamos como referencia para todo el arte del juego”, recuerda Hilton.

El modo multijugador que casi no sucedió

El proceso de desarrollo fue bastante interesante y se tradujo en un videojuego que revolucionó la industria. El modo multijugador cambió las reglas de los FPS y de los juegos adaptados de películas y eso que casi no sucedió.

Cuando el equipo descubrió que la Nintendo 64 tenía cuatro puertos para controles, se preguntaron cómo sería una versión multijugador y decidieron crear una por su cuenta, sin embargo, mientras más la desarrollaban y jugaban, mejor se volvía. Decidieron mostrárselo a Nintendo y estuvieron más que encantados de utilizarlos.