La tecnología blockchain como desarrollo, se ha convertido al día de hoy en una parte importante para las distintas industrias que buscan evolucionar y mejorar en gran medida su funcionamiento. Sus capacidades la hacen viable en los distintos sectores, añadiendo características como confianza, autonomía, descentralización, seguridad y otras, que de igual manera agregarían facultades para ampliar sus áreas de intervención.

Los contratos inteligentes por otra parte, también están ganando terreno en su utilización dentro de las empresas y en los negocios ejecutados por particulares. Esto se debe a la ausencia de elementos que generalmente intervendrían en una operación tradicional, y la garantía de que los mismos se ejecutaran automáticamente al cumplirse los requerimientos programados.

En un artículo publicado anteriormente se había comentado la definición utilizada por el informático Nick Szabo en 1994 sobre el contrato inteligente, estableciéndolo como: “un protocolo de transacción computarizado que ejecuta los términos de un contrato”. Es decir, que los objetivos generales del programa informático son cumplir con las condiciones establecidas por el mismo, utilizando la premisa “if-this-then-that” o lo que es lo mismo si sucede esto, luego vendría aquello.

De esta forma, aunque los contratos inteligentes se han posicionado como una herramienta muy útil para los negocios, redefiniendo la forma en la que se llevan a cabo sus operaciones, igualmente es importante seguir destacando las ventajas que pueden ofrecer.

¿Qué ventajas aportan los contratos inteligentes a los negocios?

Los contratos inteligentes pueden prestar muchas ventajas al mundo de los negocios, sobre todo en el aspecto de seguridad y eficiencia, pero en general, son capaces de impulsar por medio de sus garantías la efectividad en las operaciones de cada empresa, ya sean entre ellas mismas o con los propios particulares. Entre sus principales ventajas, y las que más impacto pueden ocasionar en el mundo de los negocios, se encuentran:

Ausencia de vicios y garantías en su cumplimiento

Tradicionalmente los contratos pueden viciarse durante su ejecución, bien sea por la intervención de una de las partes con intención de manipular las condiciones, modificar las clausulas previamente establecidas, o llevar a cabo un fraude en el cumplimiento de su objetivo. Evitar estas situaciones riesgosas es claramente uno de los propósitos predeterminados, y una de las garantías en la realización de los términos previstos que se pueden esperar de los contratos inteligentes en un futuro.

Por su funcionamiento, la tecnología blockchain es la base que hace capaz a los contratos inteligentes de ofrecer este tipo de garantías y además, brindar mayores transparencias durante su puesta en práctica. Los nodos pertenecientes a la red donde se encuentre alojado el contrato, se encargaran de su correcto desenlace gracias a su condición descentralizada, puesto que ningún nodo tendrá las posibilidades de alterar los términos sin ir en contra de los demás que integran la red. Es así como las partes se mantienen neutrales y libre de riesgos durante la vigencia del contrato.

Flexibilidad para ser aplicados en todos los ámbitos

Una de las enormes ventajas que ofrecen los contratos inteligentes, es que por su propio funcionamiento son factibles de aplicar en cualquier industria o sector, independientemente de la materia a la que den cubrimiento. Su ejecución automatizada hace innecesaria la intervención de terceros para que pueda ser eficaz en cualquier ámbito.

Entre los casos más pensados para el aprovechamiento de los contratos inteligentes, se encuentra el correspondiente al sector asegurador. El fundamento de esto reside en que los contratos de seguros vienen acompañados de un gran número de condiciones, tanto para el asegurado como para la empresa aseguradora. Sin embargo, para su estricto cumplimiento siempre se presentan obstáculos o manipulaciones, lo que lleva inevitablemente a la creación de disputas entre las partes. Los contratos inteligentes se encargan de darle un equilibrio a estas situaciones, cumpliendo sin margen de error todas las clausulas establecidas y los resultados previstos.

De igual manera, casos como los préstamos, las herencias, los juegos, las apuestas, la atención médica, la educación, la cadena de suministros y otra serie de actividades, igualmente son capaces de ser manejados a través de los contratos inteligentes. Todos con la seguridad de que su asiento permanecerá de forma inmutable y transparente para ser ejecutado en la blockchain donde se haya constituido.

Innecesaria intervención de terceros y mejoras en el grado de confianza

Otro de los beneficios que se obtiene con el uso de los contratos inteligentes, es la innecesaria intervención de terceras partes, como lo es el caso de los abogados, notarios, gestores e incluso los servicios de custodia tradicionales encargados de su propio resguardo. Todo esto es nuevamente gracias a la tecnología blockchain, la cual simplifica y automatiza el proceso, permitiendo también su accesibilidad en cualquier momento.

Por otra parte, la confianza entre las partes se logra mediante la independencia con la cual se llevan a cabo los contratos en la blockchain, obteniendo de ella el respaldo de que sus disposiciones serán resueltas de la manera establecida sin ninguna alteración. Asimismo, esta condición ayuda a cumplir objetivos para determinadas actividades que hagan uso de los contratos inteligentes.

Un caso concreto de lo anterior, serían las campañas de financiamiento sin importar su propósito, donde bajo los términos establecidos, los participantes tendrán la plena seguridad de que sus fondos serán utilizados en la forma acordada o de lo contrario, se anularía el acuerdo recibiendo nuevamente su contribución.

Conclusiones

Los contratos inteligentes han sido un excelente aporte en cuestiones generales, pero particularmente para el ámbito de los negocios. Contar en la actualidad con la ayuda de la tecnología blockchain, ha afianzando esa nueva herramienta para que pueda ser utilizada con facilidad, seguridad y confianza, elevando la calidad de las operaciones que se puedan presentar en el futuro dentro de las industrias.

Finalmente, el continuo desarrollo de estos contratos inteligentes podría abrir las puertas a una nueva variedad de negocios, entrelazando actividades pertenecientes a varios sectores con el fin de alcanzar innovaciones que ayuden a mejorar todo tipo de servicios o tareas de las que haga uso la sociedad.