2017216184233 1

Ante un escenario con demandas cada vez más escasas, la compañía Nvidia reveló que estará reevaluando sus estrategias de desarrollo y producción de equipos de minería de criptomonedas.

La compañía se propuso poner en marcha cambios extremos, tras las pérdidas obtenidas en el año. De hecho, para el segundo trimestre del 2018, Nvidia había previsto ingresos de $100 millones de dólares con la venta de sus chips para la minería de monedas digitales, pero la realidad los golpeó fuertemente cuando no lograron obtener ni siquiera US$20 millones.

Parte de las razones se atribuyen no sólo a la gran cantidad de competidores en el sector, sino al declive en el valor del mercado de las criptomonedas.

Pese a la pérdida obtenida con la venta de productos compatibles con actividades de minería de criptomonedas, Nvidia recurrió el pasado trimestre a la actividad de minería propiamente dicha, con la cual logró generar un estimado de US$290 millones. Aún así, los directivos se mantienen a la defensiva, pues el mercado podría encarecer nuevamente, dejando a la firma con altos márgenes de pérdidas nuevamente.

Por ello, la compañía se encuentra evaluando más opciones, en especial sus fortalezas principales, a parta de los chips y equipos de minería; por ejemplo, sus servicios de procesamiento de datos, juegos para PC y software de inteligencia artificial, con las cuales lograron tener ingresos de hasta $3.2 mil millones de dólares para finales del pasado julio.

De acuerdo con el CEO de la firma, Jensen Huang:

Nuestras plataformas y desarrollos principales lograron exceder todas las expectativas, incluso con los problemas de la industria de las criptomonedas. De hecho, no vamos a proyectar más avances en el comercio con criptomonedas y minería en el futuro cercano.

La semana pasada, Huang reveló las previsiones financieras para el segundo trimestre del 2019 y son excelentes noticias para los acciones, pues se especula que la compañía obtenga un incremento del 52% en ventas de videojuegos, así como 83% más de ingresos gracias a las operaciones de su centro de procesamiento de datos.