Después de décadas de investigación y análisis, un equipo de investigadores reporta haber encontrado evidencia definitiva de la presencia de hielo en la superficie de nuestro único satélite natural: la Luna.

Si bien la posibilidad de que existiera agua congelada en la superficie lunar se ha debatido durante mucho tiempo, la evidencia capturada hasta la fecha no ha sido concluyente. De hecho, varias misiones proporcionaron datos que indicaban la presencia de hielo, pero toda esa información incluía varias explicaciones alternativas, ya fuera un suelo inusualmente reflectante u otra cosa.

NASA y SpaceX están listos para primer lanzamiento espacial tripulado

Algunos hallazgos de principios de este año incluso sugirieron que los depósitos de hielo podrían estar presentes en las profundidades de la superficie de la Luna, pero este reciente estudio sugiere que no será necesario excavar el suelo lunar.

El equipo de investigadores encontró signos de moléculas de agua congeladas ligadas a los granos de polvo lunar como la evidencia directa de la presencia de hielo de agua en la superficie de la Luna.

Estas fuentes de agua están ubicadas en parches en regiones cercanas a los polos del satélite; áreas que permanecen sombreadas todo el tiempo y no reciben luz solar debido a la ligera inclinación axial de la luna. Estas son las regiones más oscuras y frías de la luna, donde las temperaturas nunca superan los -156 grados Celsius (-250 grados Fahrenheit).

Los depósitos de hielo están distribuidos irregularmente y podrían ser antiguos. En el polo sur, la mayor parte del hielo se concentra en los cráteres lunares, mientras que el hielo del polo norte es más extenso, pero disperso.

La imagen muestra la distribución del hielo de la superficie en el polo sur de la Luna (izquierda) y el polo norte (derecha), detectado por el instrumento Moon Mineralogy Mapper de la NASA.

El equipo de científicos utilizó datos del instrumento Moon Mineralogy Mapper (M3), de la NASA, el cual voló a la Luna a bordo de la nave espacial Chandrayaan-1 de la Organización de Investigación Espacial de la India, para identificar tres firmas específicas que definitivamente prueban que hay hielo de agua en la superficie de la Luna.

El M3 tomó medidas de infrarrojos durante la misión, al tiempo que observó las propiedades de reflexión y absorción de la superficie. El análisis de los datos reveló que el instrumento había capturado las propiedades de reflexión propias de superficies heladas. Por otra parte, también fue testigo de cómo las moléculas absorbieron la luz infrarroja, lo que confirma la presencia de hielo de agua en la superficie.

Desde aquí podrás seguir el histórico vuelo espacial de la NASA y SpaceX

El hallazgo se puede aprovechar para futuras misiones espaciales. Según la NASA, el acceso al hielo presente dentro de unos pocos milímetros de la superficie les daría a los astronautas una forma fácil, por no decir confiable, de recoger agua. Esto podría ser utilizado como un recurso para ayudar al hábitat lunar o misiones de exploración espacial en el futuro.

El agua estaría disponible para beber, pero lo más importante, es que se podría dividir en sus átomos, hidrógeno y oxígeno, que podrían convertirse en un combustible para los motores de naves impulsar una nueva era de exploración espacial.

Referencia: Direct evidence of surface exposed water ice in the lunar polar regions. PNAS, 2018. https://doi.org/10.1073/pnas.1802345115

Más en TekCrispy