Los usuarios de las gafas de realidad virtual HTC Vive finalmente podrán disfrutar de una experiencia totalmente cómoda y sin cables, gracias al nuevo adaptador inalámbrico especial para este gadget que el fabricante ha lanzado el día de hoy, Vive Wireless.

Este adaptador fue presentado por primera vez con motivo de la CES 2018 a principios de este año, y funciona con el HTC Vive como con la versión Pro de las gafas VR, aunque los usuarios de esta última versión deberán pagar US$ 65 adicionales por un paquete de compatibilidad.

Uno de los puntos negativos de este adaptador es su costo: US$ 300. Para ser un complemento, es algo costoso. Sin embargo, HTC ha declarado que espera atraer con este producto al 90 por ciento de los clientes de sus gafas VR que no desean utilizar cables.

Vive Wireless utiliza el estándar inalámbrico WiGig de Intel, que proporciona una banda de transmisión dedicada de 60 GHz con 6 metros de alcance y un campo de visión de 150 grados. Además, el adaptador llega con un códec XR de DisplayLink, que según la compañía, evitará la latencia alta y ofrecerá alto rendimiento con más horas de duración de la batería del dispositivo.

Nos comportamos de forma distinta en entornos de realidad virtual

Paul Brown, gerente de la marca Vive en Europa, dijo que desde que fueron lanzadas las gafas VR, la compañía ha estado evaluando cómo aportar una experiencia inalámbrica ‘premium’ de realidad virtual, además de que el lanzamiento de hoy es una respuesta a la sugerencia de los socios y a la petición de los usuarios.

Como hemos afirmado, el costo del Vive Wireless será de US$ 300, y estará disponible a partir del próximo 5 de septiembre. Para justificar el pago, HTC decidió incluir dos meses de suscripción a Viveport para quienes decidan reservar el adaptador. Esta suscripción les dará acceso a cerca de 500 títulos, incluyendo el popular Seeking Dawn.

Más en TekCrispy