Venezuela Petro Deuda Externa Rusia

Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, anunció un nuevo cono monetario y la remoción de 5 ceros del antiguo Bolívar Fuerte. Asimismo, comentó que la criptomoneda nativa de la nación, el Petro, se convertiría de forma oficial en la unidad de cuenta imperante que servirá de referencia para establecer el salario mínimo, pensiones y precios de productos.

Mediante los canales oficiales del estadio y cadena nacional de radio y televisión, Maduro estableció que el valor del Petro (arbitrariamente fijado en US$ 60, valor del barril de petróleo), sería de 3,600 Bolívares Soberanos, nuevo nombre de la devaluada moneda caribeña.

En este sentido, el salario mínimo en el país quedaría fijado a 0.5 Petros, lo que representaría 1,800 bolívares soberanos al precio de hoy. Vale destacar que esto equivaldría a 180 millones de bolívares fuertes, es decir, un aumento del salario del 3,500% si consideramos que previamente el salario era de 5 millones de bolívares fuertes.

Asimismo, Maduro aseveró que en el marco de la modificación de las leyes de ilícitos cambiarios, el Ejecutivo establecería un único cambio fluctuante anclado al Petro, y que realizarían hasta 3 subastas por semanas para ofrecer divisas a la ciudadanía.

Debido a la hiperinflación y devaluación diaria de la moneda venezolana producto de las políticas económicas de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, la economía habría sufrido una dolarización de facto, por lo que estas medidas buscarían que los comerciantes establezcan sus precios en función de la fallida criptomoneda venezolana en lugar de en base al dólar americano.

Asimismo, debido al acceso limitado a dólares y demás divisas en Venezuela producto del férreo control cambiario instaurado por Hugo Chávez, el mercado negro de divisas ha visto multiplicar el valor del dólar americano casi a diario, generando una crisis económica sin precedentes en la región.