VPN y Proxy

Las redes VPN y los Proxies se han popularizado en nuestros días, sobre todo por la necesidad de acceder a servicios webs o portales que se encuentran restringidos o no disponibles para nuestros países. De modo que buscando saltar las limitaciones, estas dos palabras se han vuelto muy famosas y repetidas, no obstante, gran parte de los usuarios suele hablar de VPN y Proxy como sinónimos, cuando realmente se trata de dos conceptos totalmente distintos, aunque con algunos puntos relacionados.

Si bien ambos servicios dan resultados a la hora de navegar de forma anónima, no son lo mismo e incluso vienen para cubrir necesidades distintas.

¿Qué es y que hace un Proxy?

En primer lugar tenemos el Proxy, veamos el proxy como un “representante” que te facilita su identidad, de modo que cuando ingresas a una página restringida en tu país a través de un proxy, lo que estás haciendo es ingresar a un sitio con los datos de tu representante. De manera que los datos solicitados por tu navegador pasan primero por ese “representante” que luego se dirige al portal y te lo muestra.

VPN y Proxy

Los datos que salen desde tu computador mediante el uso de un proxy quedan almacenados en sus servidores, de modo que todo tu tráfico es vulnerable al utilizar cualquiera de estos servicios,  puesto que lo estas poniendo en manos de un “intermediario” o “representante”, además no hay nada que proteja la conexión que haces desde tu equipo al proxy . Su función principal es realizar consultas en la red brindándote anonimato, esa es la razón por la que un proxy puede ayudarte a saltar las limitaciones de ubicación.

Las VPN son totalmente distintas

Por otra parte están las redes VPN (Virtual Private Network), que no son intermediarios ni representantes, este tipo de tecnología podemos verla como una gran agencia de viajes. Esta agencia de viajes te ofrece principalmente llegar a cualquier parte del mundo a través de vías privadas desde tu puerta, con mecanismos de seguridad que protejan toda la información que envías y además la posibilidad de acceder a distintos servicios según tus necesidades como usar impresoras remotas o ingresar a la intranet de tu empresa.

Tiny Security Suite, una alternativa gratuita para asegurar tu sistema

VPN y Proxy

De esta manera funcionan las VPN, como túneles en la red donde todos los datos enviados desde tu dispositivo son cifrados, transmitidos a través de una vía sin más tráfico que el de los clientes de esa red privada y con todas las entradas y salidas bajo monitoreo. En ese sentido, si navegas a través de una VPN estas ocupando un espacio en esa autopista privada y gozando de todos los mecanismos de seguridad ofrecidos, esa es la razón por la que muchos servicios que instalamos en nuestros dispositivos ofrecen una cantidad limitada de MB al mes, como el caso de Tunnel Bear.

Así es como dentro de un túnel VPN estás realmente conectado a un servidor o a esa gran agencia de viajes que ofrece todas las comodidades y te lleva a través de su vía privada hasta ese portal restringido en tu país.

En ese sentido podemos diferenciar estos dos conceptos así: el proxy como un representante que te facilita sus datos para entrar a un sitio restringido y las VPN como una gran agencia de viajes que te brinda todos los métodos de seguridad y te lleva a través de su vía a privada a ese portal o servicio al que no puedes ingresar por tu ubicación.

Más en TekCrispy