El clásico automóvil del agente 007 estará de vuelta con una versión limitada. El Aston Martin DB5 regresará al mercado gracias a una alianza entre Aston Martin y EON Productions, la compañía productora de las películas de James Bond.

Dada la creciente popularidad de modelo en las películas de James Bond, toda una generación de fanáticos aspiraba a tener su propio Aston Martin. Ahora, gracias al proyecto, 25 afortunados fanáticos podrán cumplir ese sueño. También se construirán 3 autos más, uno para EON Productions, otro para Aston Martin y un último para subastar.

El automóvil de colección estará basado en el Aston Martin DB5 original de 1964, año en que hizo su primera aparición en ‘Goldfinger’  y será una reproducción auténtica del que aparece en pantalla con algunas modificaciones para asegurar “los niveles más altos de calidad y confiabilidad”, según anunció la compañía en un comunicado oficial.

El Aston Martin DB5 de colección incluirá los dispositivos originales como las placas giratorias, aunque no se menciona nada sobre los asientos eyectables y lanzacohetes. Estos dispositivos serán desarrollados en conjunto con el ganador del Oscar, Chris Corbould, supervisor de efectos especiales en todas las películas de James Bond.

El vehículo se volvió un icono en la película ‘Goldfinger’, pero apareció en otros títulos de la saga como ‘Thunderball’, con Sean Connery como protagonista en 1965, ‘GoldenEye’ y ‘Tomorrow Never Dies’, con Pierce Brosnan en 1995 y 1997, respectivamente. Luego en las películas protagonizadas por Daniel Craig, ‘Casino Royale’ en 2006, ‘Skyfall’, en 2012 y ‘Spectre’ en 2015.

La fantasía de todo coleccionista

“Tener un Aston Martin siempre ha sido la aspiración de todo fanático de James Bond, ¿pero tener el Silver Birch DB5, con todos los dispositivos y construido con los mejores estándares en la misma fábrica? Bueno, esa es seguramente la fantasía de todo coleccionista”, dijo Andy Palmer, presidente y jefe ejecutivo de Aston Martin.

Cada modelo Aston Martin DB5 tendrá un costo estimado de 3.5 millones de dólares, más impuestos. Los primeros envíos se realizarán a partir de 2020.