A pesar de la censura a las empresas tecnológicas locales y extranjeras que el gobierno de China ha impuesto durante los últimos años, el país asiático no deja de ser un destino codiciado para los negocios, sobre todo por su extensa población.

En el caso de Apple, en enero pasado pudimos conocer que su negocio de iCloud en China estaría a cargo de una empresa local que estaría supervisada por una junta directiva donde estaban presentes algunos representantes de compañías gubernamentales. Ahora, un informe de Bloomberg ha revelado que la compañía de Cupertino ha eliminado más de 25,000 apps de su tienda de aplicaciones en China por no cumplir con las regulaciones estatales.

En un comunicado enviado Bloomberg y The Wall Street Journal (WSJ), Apple afirmó que las apps de juegos de apuestas eran ilegales y no estaban permitidas en la App Store de China, teniendo en cuenta que al menos 4,000 del total de aplicaciones eliminadas fueron etiquetadas con la palabra ‘juego’.

El WSJ cita al medio local CCTV, el cual afirmó que la principal razón para esta medida es que Apple había prometido establecer reglas claras sobre cómo permitiría las apps en su tienda, sin embargo, no lo hizo, y ello produjo la proliferación de apps de apuestas y loterías falsas.

Los medios estatales continúan arremetiendo contra Apple, y más aún cuando los titulares más recientes hablan de que la compañía de Cupertino no está haciendo lo suficiente por combatir las actividades ilegales en China. Sin embargo, no se puede decir que Apple no ha hecho esfuerzos por adaptarse a su entorno, y más cuando incluso se ha alineado con las autoridades chinas para eliminar las apps de servicios VPN y el New York Times, cuya política editorial resultó una amenaza para los de Pekín.

Aunque la noticia de hoy no sorprende, es un recordatorio de cómo las compañías estadounidenses se han visto a obligadas a ceder a las presiones del gobierno si realmente quieren continuar operando en el país. Este hecho se produce luego del controvertido plan de Google de crear un buscador adaptado a la censura en China, lo que ha propiciado protestas incluso dentro de la compañía.

A pesar de la censura a las empresas tecnológicas locales y extranjeras que el gobierno de China ha impuesto durante los últimos años, el país asiático no deja de ser un destino codiciado para los negocios, sobre todo por su extensa población.

En el caso de Apple, en enero pasado pudimos conocer que su negocio de iCloud en China estaría a cargo de una empresa local que estaría supervisada por una junta directiva donde estaban presentes algunos representantes de compañías gubernamentales. Ahora, un informe de Bloomberg ha revelado que la compañía de Cupertino ha eliminado más de 25,000 apps de su tienda de aplicaciones en China por no cumplir con las regulaciones estatales.

En un comunicado enviado Bloomberg y The Wall Street Journal (WSJ), Apple afirmó que las apps de juegos de apuestas eran ilegales y no estaban permitidas en la App Store de China, teniendo en cuenta que al menos 4,000 del total de aplicaciones eliminadas fueron etiquetadas con la palabra ‘juego’.

El WSJ cita al medio local CCTV, el cual afirmó que la principal razón para esta medida es que Apple había prometido establecer reglas claras sobre cómo permitiría las apps en su tienda, sin embargo, no lo hizo, y ello produjo la proliferación de apps de apuestas y loterías falsas.

Los medios estatales continúan arremetiendo contra Apple, y más aún cuando los titulares más recientes hablan de que la compañía de Cupertino no está haciendo lo suficiente por combatir las actividades ilegales en China. Sin embargo, no se puede decir que Apple no ha hecho esfuerzos por adaptarse a su entorno, y más cuando incluso se ha alineado con las autoridades chinas para eliminar las apps de servicios VPN y el New York Times, cuya política editorial resultó una amenaza para los de Pekín.

Aunque la noticia de hoy no sorprende, es un recordatorio de cómo las compañías estadounidenses se han visto a obligadas a ceder a las presiones del gobierno si realmente quieren continuar operando en el país. Este hecho se produce luego del controvertido plan de Google de crear un buscador adaptado a la censura en China, lo que ha propiciado protestas incluso dentro de la compañía.