Este es el misterioso papiro estudiado. Créditos: University of Basel.

La Historia tiene para nosotros un sinnúmero de sorpresas y curiosidades. Recientemente, un equipo de investigadores ha sido capaz de separar las páginas de un fajo, hasta el momento ilegible, de papiro antiguo que estuvo escondido en una colección de antigüedades de la Universidad de Basilea, en Suiza, por casi 400 años.

De esta manera, por primera vez en la historia, han sido capaces de descifrar el contenido de ese papiro que data de hace unos 2.000 años.

Ignaz Semmelweis, el hombre que salvó miles de vidas y falleció en un manicomio

Al hacerlo, encontraron un texto que describre una extraña teoría respecto a la histeria, desarrollada por un el médico greco-romano Galeno, quien vivió entre los años 110 y 130 después de Cristo, cuyas ideas sobre anatomía y medicina dominaron el continente occidental hasta la Edad Media.

Antes de hablar del contenido del papiro, es importante acotar que se cree que el texto pertenecía a la colección de antigüedades de Basilius Amerbach, un Profesor de Jurisprudencia de la Universidad de Basilea en el siglo XVI.

Este Profesor era famoso por haber compilado miles de obras de arte y objetos culturales de colección como parte de su gabinete de curiosidades, en el que se encontraban monedas antiguas, xilografías, libros ilustrados, manuscritos antiguos e, incluso, un unicornio miniatura tallado en marfil proveniente del colmillo de una morsa.

Finalmente, en 1661, su colección fue comprada por la ciudad para la Universidad de Basilea, convirtiéndose en el centro del Kunstmuseum de Basilea, donde fue exhibida la colección de Amerbach a partir de 1871 y llegó a ganar el reconocimiento de ser la colección de arte y antigüedades municipal más antigua del mundo.

Específicamente, en cuanto al papiro, había sido imposible su traducción durante siglos; en este se observaba una extraña escritura en ambos lados que parecía ir hacia atrás, como si hubiese sido escrito a través de un espejo.

No obstante, gracias a una investigación reciente del Laboratorio Digital de Humanidades de Basilea, fue posible descifrar el texto. Al utilizar luz ultravioleta e infrarroja para estudiar el documento, se observó que se trataba de varias capas de papiro pegadas entre sí, por lo que se presume que serían reutilizadas como encuadernación.

Esto es lo que se descubrió en el misterioso papiro

El proceso de conservación del papiro fue muy delicado. Créditos: University of Basel.

Luego de que el papiro fuese restaurado, separándose las hojas individualmente, la escritura griega, finalmente, pudo leerse. Al respecto, Sabine Huebner, una Profesora de Historia Antigua de la Universidad de Basilea, comentó:

“Ahora podemos decir que se trata de un texto médico de la antigüedad tardía en el que se describe el fenómeno de la apnea histérica. Por lo tanto, suponemos que es un texto del médico romano Galeno o el comentario de algún desconocido sobre su trabajo, lo que le confiere mucho valor”.

Esto se cree así puesto que ya se han documentado otros textos en los que Galeno describe la histeria, una enfermedad que ya no se reconoce como tal en el campo de la Medicina pero que, en el pasado, había sido diagnosticada a miles de mujeres.

Al respecto, Galeno no estaba de acuerdo con las teorías de la época, que planteaban que la histeria era causada por un “útero errante”; por su parte, pensaba que las mujeres se ponían histéricas y podían padecer de apnea histérica, cuando dejaban de tener relaciones sexuales.

Daniel Alcides Carrión: un médico arriesgado

Finalmente, los inventores explican que no es la primera vez que se intenta recuperar un texto de Galeno de un manuscrito reciclado.

De hecho, a principios de este año, un equipo de físicos de partículas de una laboratorio del Departamento de Energía de los Estados Unidos usaron rayos X de alta energía para revelar parte de un texto de Galeno que se encontraba escondido en un papiro que había sido reutilizado como libro de himnos cristianos.

Referencia:  Huebner, S. (2018). Mystery of the Basel papyrus solved. University of Basel

Más en TekCrispy