La minería de criptomonedas ha venido evolucionando tanto en el número de participantes como en las formas disponibles para ejecutarla. Inicialmente el equipo más común utilizado para realizar esta tarea era simplemente una computadora de escritorio, y el número de personas que lo hacía no era tan significativo. Luego se fueron descubrieron otras tecnologías de hardware que podían optimizar el proceso y realizarlo de forma mucho más rápida, como lo hicieron las tarjetas gráficas y los equipos especializados integrados con chips de minería ASIC.

La notoriedad alcanzada por las criptomonedas, el aumento del número de usuarios que las han ido adoptando y la popularidad que también ha ganado la minería para obtener estos activos digitales, fueron impulsando nuevas maneras de involucrarse en la actividad. Una de las opciones que tomo fuerza en la comunidad fue el servicio de minería en la nube prestado por algunas empresas, esto como respuesta al aumento considerable de precios que tuvieron los equipos con la capacidad necesaria para minar.

Por otra parte, como una alternativa más accesible para los usuarios, se desarrollaron las aplicaciones de minería en dispositivos móviles. Esta minería evita mucho de los inconvenientes por los cuales debe pasar una persona para realizar aquella que es más convencional, como por ejemplo la gran inversión en hardware, los costos por los altos consumos de energía eléctrica, el mantenimiento adecuado de los equipos y el cálculo correcto de las operaciones para precisar si es rentable o no.

Dicho lo anterior, esta opción claramente tiene sus ventajas, ya que básicamente solo es necesario un Smartphone, una aplicación que te permita realizarla y tiempo disponible para dejar que haga su trabajo, algo bastante factible para muchas personas hoy en día. Sin embargo, al mismo tiempo se presentan múltiples interrogantes, siendo una de las principales el hecho de si realmente se pueden obtener ganancias o si solo será una pérdida de tiempo para los usuarios.

[ico]

¿Qué se debe tomar en cuenta para minar desde un Smartphone?

Aunque los requisitos para poder minar criptomonedas desde tu Smartphone son bastantes simples, en realidad también se toman en consideración muchas circunstancias. La mayoría de ellas están ligadas a las características del dispositivo, sus capacidades, las aplicaciones disponibles y las monedas minables. No obstante, igualmente se destacan factores típicos como los gastos por consumo de energía, datos de Internet y otros elementos más o menos influyentes.

El Smartphone y sus características

La mayoría de los dispositivos móviles con sistema operativo Android pueden tener capacidad para descargar una aplicación de minería de criptomonedas, pero su desempeño obviamente va a estar subordinado a las características que este posea, tales como el procesador, su memoria RAM, la tarjeta gráfica y la batería.

Minar un criptoactivo de esta forma al igual que en los casos tradicionales, se realiza haciendo uso del poder de procesamiento que tenga el equipo, y en este caso, ese aspecto está íntimamente ligado al procesador incorporado del Smartphone. De tal manera que según su categoría de gama baja, media o alta será capaz de realizar el trabajo con mayor efectividad.

Plan de datos e Internet

Otro de los factores a considerar para realizar la minería es el plan de datos de internet que utilice el dispositivo, o en mejor medida, el plan de conexión que este prestando el internet para que pueda funcionar la aplicación. Este tipo de planes por lo general son costosos, tanto a nivel de operadores móviles como en otros servicios más convencionales.

Si bien son pocos los que seguramente lo tomaran en consideración, el gasto en este tipo de servicio debe ser plenamente calculado, sobre todo si se hará uso exclusivo de un equipo para efectuar el minado. Por otro lado, aunque existen formas de salvar algún dinero en este apartado haciendo uso de redes WiFi públicas y en otros lugares, no es lo más óptimo, ni lo más recomendable en lo que a seguridad se refiere.

Batería del dispositivo y electricidad

La batería además del procesador del equipo, es un apartado muy importante para realizar la minería desde un dispositivo móvil, de tal manera que mientras más capacidad tenga la batería, más tiempo será capaz de permanecer minando la criptomoneda seleccionada. No obstante, el hecho de no contar con una batería de amplia capacidad, es una limitante que se pude solucionar fácilmente haciendo uso directo del cargador o utilizando alguno de los populares power banks.

Crono, una manera sencilla de mantener sincronizados todos tus dispositivos

A pesar de esto, mantener el Smartphone conectado directamente a corriente para que pueda tener carga suficiente y permanezca minando, supone un uso de energía eléctrica que se verá reflejado en costos elevados en la factura de cada mes. Este vendría siendo otro aspecto negativo si se elige hacer la minería en esta forma y tomando en cuenta que los dividendos no serán tan altos.

Aplicaciones disponibles

En cuanto a las aplicaciones dedicadas a la minería de criptomonedas existen una gran variedad de ellas, la gran mayoría están disponibles únicamente para el sistema operativo Android, puesto que desde mayo de este año fueron prohibidas en la tienda de aplicaciones de iOS. Sin embargo, todavía pueden encontrarse algunos juegos que permiten minar pero con mucha menor capacidad.

Entre las aplicaciones con mayor popularidad se encuentran Electroneum, Minergate y DroidMiner, aunque igualmente se pueden encontrar otra gran variedad de ellas en la Google PlayStore y en otras tiendas de aplicaciones externas. Esto precisamente es algo con lo que se debe tener mucho cuidado, siempre es importante ver las puntuaciones y comentarios de los usuarios, así como otros reviews de la comunidad antes de hacer cualquier instalación en el equipo.

Monedas para minar

Evidentemente criptomonedas como Bitcoin o Ethereum no son capaces de ser minadas efectivamente a través de celulares inteligentes, y esto se debe a que ellas requieren gran capacidad de cómputo que ningún dispositivo móvil por muy avanzado que sea tiene el poder para ejecutar. La dificultad en ambos casos puede ser superior incluso hasta para un computador de escritorio o portátil.

Como opciones más viables se encuentran algunas Altcoins como Monero, Dash, Litecoin, Doge, Bytecoin, entre otras. Siendo Monero la preferida por aquellos que utilizan alguna de estas aplicaciones. La mayoría de ella no podrá tener el mismo valor que Bitcoin, pero si será posible obtener algunas recompensas.

Conclusiones

Habiendo tratado los puntos anteriores se puede concluir que si es posible realizar la minería de criptomonedas con un Smartphone, y esta puede ser más o menos eficiente si el dispositivo que la realiza es de gama media o alta o si además son una buena cantidad de ellos. Los Hashes por segundo de cada Smartphone varían de entre 10 a 50 aproximadamente según el modelo del equipo. Estas medidas pueden utilizarse en calculadoras de minería para determinar en conjunto con el resto de los gastos si se obtiene alguna rentabilidad o no.

Aun siendo posible llevar a cabo la minería en teléfonos inteligentes hay que ser realistas en lo que se refiere a la utilidad que se puede obtener. La mayoría de los apartados anteriores representan problemas y gastos que superarían considerablemente las unidades obtenidas a final de cada mes. El gasto por un buen equipo con buena capacidad, los costos del servicio de datos e Internet, el desgaste continuo de la batería y los gastos por consumo de energía eléctrica y las alternativas de criptomonedas con poco valor en el mercado no son suficientes para considerar la minería de esta forma como algo rentable.

Como añadido se debe recalcar que los dispositivos destinados para esto no podrán ser usados normalmente por el usuario, ya que no serían capaces de destinar el poder de cómputo suficiente para trabajar en sus mejores niveles. Además, el constante uso del procesador y carga de batería genera recalentamiento y un desgaste que disminuirán enormemente la vida útil del equipo, por lo que probablemente se pierda la inversión realizada en el Smartphone antes de poder sacar las ganancias suficientes.

Por mucho que algunos usuarios hagan uso de gran cantidad de equipos y destinen todo el esfuerzo y el ingenio para hacer viable y provechosa la minería de esta forma, simplemente no sería ideal en el corto, ni mediano, ni largo plazo. Por lo menos no con las capacidades actuales y los precios que se mantienen en el mercado.

Pese a todo lo dicho, la evolución y el desarrollo continuo son características permanentes en este ecosistema, pudiendo en un futuro quizás no muy lejano, crearse condiciones más favorables para que con mejores dispositivos, criptomonedas y precios más favorables en el mercado, pueda ser una actividad con beneficios que merezcan más la pena para los usuarios.

Más en TekCrispy