A veces en los videojuegos de automóviles se hacen difíciles para conducir con un control, pero gracias a la tecnología de impresión 3D y un ingenioso usuario de Thingiverse, un sitio web dedicado a compartir archivos de diseño digital, podrás crear tu propio volante para un control de Xbox One.

¿Cómo funciona?

El invento es un dispositivo de plástico, impreso en 3D que calza sobre el control de la Xbox One y que al mover el volante, la palanca se mueve imitando la acción del dispositivo.

El autor del ‘Mini volante para control de Xbox’ es un diseñador de Nueva York llamado Brent Scott, cuyo usuario en Thingiverse es pixel2, con habilidades avanzadas en diseño tridimensional.

Scott advierte que podría sentirse algo raro jugar con el volante ya que estamos normalmente acostumbrados a jugar con la palanca del control. “Dale tiempo para crear nueva memoria muscular”, añade el diseñador en la publicación original.

¿Qué se necesita?

Evidentemente se necesitan los archivos originales compartidos por Scott, una impresora 3D CR-10, una rolinera o rodamiento –una pieza que soporta el movimiento giratorio de una máquina–, que según Scott se puede obtener de cualquier Fidget Spinner que tengamos a la mano o de cualquier patineta, y finalmente, pegamento.

Google presenta controles para borrar tu actividad web e historial de ubicación automáticamente

Una vez tengamos todos los elementos, solo queda seguir las instrucciones de la publicación del diseñador para armar todas las piezas y disfrutar del nuevo volante que te ayudará a mejorar tu desempeño en cualquier juego automovilístico. En el video al final del artículo puedes ver el proceso completo de armado.

El invento ya cuenta con casi 1.500 descargas y se ha vuelto todo un revuelo dentro de los gamers con acceso a impresoras 3D, pues se trata de un proyecto que se puede hacer en cuestión de horas para jugar, digamos, el nuevo ‘Forza Horizon’.

El dispositivo solo funciona con controles de Xbox One, así que si quieres probarlo en otros controles, deberás alterar los planos originales con las medidas exactas para que quede perfecto.

No todos los superhéroes llevan capa, pero algunos, como Brent Scott podrían hasta imprimirse la suya.

Más en TekCrispy