Un anuncio reciente revela que el startup de apuestas de e-sports ‘Unikrn’ recibió una demanda tras llevar a cabo la venta de tokens no registrados en la Bolsa de Valores de los EE. UU (SEC).

Según el documento presentado por el demandante John Hastings el pasado 13 de agosto, el fundador de Unikrn, Rahul Sood, había procurado la venta de una ICO (Oferta Inicial en Criptomonedas) para la token UnikoinGold (UKG), durante el 2017, la cual describió ser ilegal al no estar registrada ante las autoridades correspondientes.

Hastings argumenta que dichos tokens se consideran valores, pues fueron vendidos bajo el concepto que “los inversores conseguirían mayores ganancias a la inversión inicial”. Y que las aclamaciones de Sood respecto a su venta siendo sobre ‘tokens de utilidad’, empeoran el panorama.

Hasta el momento, Sood y su equipo se han negado a comentar más sobre el asunto; no obstante, en previas ocasiones sí destacó que:

Nosotros no estamos vendiendo valores. Podemos hacer la diferenciación, en este sentido, entre las inversiones de capitales de riesgo que ocurren cuando usted vende una porción de capital a un fondo de riesgo y las ventas de tokens que ocurren cuando vende un token que funciona en una plataforma. No es una inversión porque es completamente líquido. Es casi como si estuvieras comprando una moneda específica con la que puedes comerciar y usar en nuestra plataforma.

Pese a la demanda, cuando fue promocionada por primera vez, en octubre del 2017, la ICO recibió un gran apoyo, incluso de uno de los inversionistas de la popular serie “Shark Tank”, Mark Cuban. Al final, Sood logró recaudar unos $31 millones de dólares y $16 millones de dólares gracias a inversionistas acreditados por medio de un contrato de inversión para tokens futuros (SAFT). Tras la venta, el UKG fue incluido por varios exchanges, siendo Bittrex uno de ellos.

Adicionalmente, la UKG recibió US$10 millones de Cuban y otros famosos, como Ashton Kutchner y del Binary Capital; asimismo, la compañía posee oficinas en Seattle, Berlín , Sídney y las Vegas, incluso fue nombrada como una de las 10 mejores startups en Seattle en el 2015.