¿Qué pasaría si en vez de tener compañeros de clase o de trabajo que te llamen la atención por tu falta de concentración al realizar tareas, un robot amenazante estuviese a tu lado para presionarte a completarlas?

Esto es lo que ha sugerido un nuevo estudio, donde investigadores de instituciones de Francia y Suiza descubrieron que las personas a las que se les pidió que realizaran una prueba de concentración tuvieron un mejor desempeño cuando un robot ‘amenazante’ las observaba, que aquellas personas a las que se le pidió superar las mismas pruebas frente a una máquina ‘amigable’.

En pocas palabras, los robots demostraron ser eficaces ayudantes en relación a la enseñanza, siempre y cuando fuesen malos. Nicolas Spatola, de la Universidad de Clermont, en Francia, autor principal del estudio, ofreció pruebas convincentes de que los robots amenazantes tienen la capacidad de aumentar la concentración de las personas y, de hecho, su estudio ha sugerido que los robots podrían ser excelentes docentes auxiliares. En este sentido, Spatola dijo:

Estos resultados representan la primera evidencia de que los robots sociales pueden energizar el control de la atención, especialmente cuando los robots, al igual que los humanos, aumentan el estado de alerta a través de una sensación de potencial amenaza.

El estudio consistió en 3 fases, en las que se les pidió a los adultos jóvenes participantes que completaran una tarea de Stroop, donde se les pidió identificar el color de la palabra mostrada en la pantalla. Los participantes se dividieron en tres grupos: los que estaban en presencia del grupo de robots ‘buenos’, los del grupo con robots ‘malos’ y un grupo que no estuvo en presencia de robots.

A los dos primeros grupos se les pidió que observaran a los robots cada cierto tiempo mientras realizaban la prueba, y fue justamente esto lo que evidenció que los participantes que observaron el robot ‘malo’ tuvieron un mejor rendimiento que los demás.

Pese a que podría considerarse como un estudio prometedor ante una eventual incursión de robots en las aulas de clase, Spatola considera que esto no será posible, sobre todo por las consecuencias para el bienestar humano que ofrece el hecho de estar en presencia de un robot ‘intimidante’.

Referencia: Spatola, N., Belletier, C. Not as bad as it seems: When the presence of a threatening humanoid robot improves human performance. Science Robotics  15 Aug 2018: Vol. 3, Issue 21, eaat5843. DOI: 10.1126/scirobotics.aat5843