Un ex empleado de Microsoft recibió una sentencia de 18 años de prisión por su colaboración con el hacker detrás del ransomware Reveton, ayudándole a cobrar los pagos de rescate a las víctimas.

El pasado 13 de agosto, el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) de EE.UU, anunció la condena de Raymond Odigie Uadiale, de 41 años, a 18 meses de prisión y tres años de libertad condicional. El fallo se produjo luego de que el hombre se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero en relación al ataque de ransomware antes mencionado.

De acuerdo con los documentos judiciales, Uadiale ayudó a convertir los pagos realizados por las víctimas de Reveton de los fondos de MoneyPak en dinero en efectivo. De hecho, parte de la ganancia del hacker, ubicado en el Reino Unido, fue a parar a sus bolsillos también. Posteriormente, transfirió más del 70 por ciento de los pagos de rescate al hacker.

Entre octubre de 2012 y marzo de 2013, Uadiale transfirió cerca de US$ 94 mil a través de la plataforma de moneda digital Liberty Reserve a su socio, y posteriormente consiguió un trabajo en Microsoft como ingeniero de red, es decir, justo después que dejó de participar como cómplice en el ataque.

Brian Benczkowski, secretario de justicia auxiliar del DOJ, considera que la sentencia es justa para los crímenes cometidos por Uadiale. En este sentido, aseguró que el ingeniero cumplió un papel fundamental en esta operación criminal internacional que afectó a una gran cantidad de estadounidenses con malware en sus ordenadores.

Esta no es la primera vez que las autoridades se ponen al día con personas vinculadas al mundo del hackeo. Recordemos que hace apenas un año, las autoridades de Japón arrestaron a un joven de 14 años por crear malware y distribuirlo.