Squire Mining, una compañía de minería de minerales cotizada en el Canadian Securities Exchange (CSE) comentó que cambiaría su negocio de la minería física a la minería de criptomonedas.

Esta compañía ha finalizado un acuerdo financiero de unos 25.5 millones de dólares canadienses, que la misma utilizará para financiar el cambio de modelo de negocios en los meses venideros.

“La compañía se encuentra ahora comprometida con el negocio de desarrollar, manufacturar y vender infraestructura e información de minería, así como sistemas y tecnologías, incluyendo rigs de minería y chips ASIC para apoyar las aplicaciones blockchain globales en el espacio de la minería de criptomonedas. Tras la aprobación de la mayoría de los accionistas para cambiar de rubro, los accionistas que no estarían interesados también habrían sido compensados”, comentó Squire Mining en su nota de prensa.

Los procedimientos futuros se enfocarán en el desarrollo y el apoyo de “chips ASIC y rigs de minería de próxima generación”. Si bien los productos no están disponibles actualmente, la compañía ya habría firmado un acuerdo para un distribuidos exclusivo.

Desde entonces, las acciones de Squire Mining se han disparado tras los anuncios de la compañía. La reacción positiva no se hizo esperar, con un aumento de hasta 71.43% del valor de sus acciones tan sólo el 14 de agosto.

Este tipo de comportamiento de mercado no sería novedoso en los Estados Unidos y en la comunidad de las criptomonedas. Hace tan sólo meses, incluso compañías de bebidas cambiaron su nombre para incluir las palabras Blockchain en su nombre, potenciando considerablemente el valor de sus acciones.

Así, serían cada vez más las empresas interesadas en incursionar en el mundo de las criptomoedas, incluso tras la decisión de la SEC de rechazar momentáneamente la propuesta de ETF de Bitcoin emitida por los hermanos Winklevoss fundadores del Gemini Exchange.