Un grupo de científicos de la Universidad de Colorado en Boulder (CU Boulder) han utilizado residuos de cerveza para crear un gel transparente y resistente al calor que algún día podría servir para construir hábitats en Marte.

Llamado también ‘aerogel’, este material es similar a una lente de contacto aplanado, y según sus creadores, puede ser utilizado en edificios para propiciar un mayor ahorro de energía. Según un comunicado de la Universidad de Colorado sobre la investigación:

Es tan resistente al calor que podrías ponerle una tira en la mano y arrojar fuego en la parte superior sin sentir nada.

Por su parte, Ivan Smalyukh, profesor de CU Boulder y coautor del estudio, afirmó que es posible recolectar luz solar a través de este material térmicamente aislante, y almacenar la energía en su interior, lo que protegería a los exploradores de las grandes variaciones de temperatura que se experimentan en Marte o en la Luna.

Una de las características más llamativas de este gel super-aislante es que su producción se realiza a partir de residuos de cerveza, lo que a su vez se traduce en menos costos para crear el producto.

En relación a los aerogeles, este tipo de material contiene al menos un 90 por ciento de gas, sin embargo, su característica esencial es el aire. Las películas delgadas que posee están compuestas de patrones entrecruzados de material sólido que capturan el aire dentro de miles de millones de diminutos poros. Precisamente esa capacidad de captura es lo que le confiere tan buenos atributos de aislamiento.

Inusual grupo de águilas calvas crían juntas una familia en su nido

Sin embargo, la mayoría de los aerogeles que existen en la actualidad son opacos, por lo que los investigadores decidieron resolver este problema utilizando una planta común de azúcar de celulosa. En este sentido, controlaron minuciosamente cómo se unían las moléculas de celulosa y las orientó en un patrón uniforme que permitió que la luz pasara sin molestar, confiriéndole al gel el aspecto transparente final.

Para fabricar la celulosa, los investigadores se dirigieron a las fábricas de cerveza en el área de Boulder y recolectaron las tarrinas de mosto de cerveza, que en definitiva son el líquido residual obtenido durante el proceso de fabricación de la bebida. El producto final fue una película fina y flexible casi 100 veces más liviana que el vidrio.

Además de construir hábitats en Marte en el futuro, los expertos consideran que este aerogel podría ser utilizado para crear una película que podría ser incorporada a las vitrinas de las tiendas o las ventanas de las casas para aislar la luz solar y el fuego.

Más en TekCrispy