Compartir archivos en línea es una de las cosas que hacemos casi a diario. Descargar archivos también va a la par. Es por eso que siempre estamos en la constante búsqueda de un servicio que se ajuste a nuestras necesidades, como la premura.

LicketyLink podría ser ese servicio que estás buscando. Es una web que permite cargar archivos de tamaño ilimitado y compartirlos a través de una URL. La particularidad de este sitio es que las personas que deseen descargar los archivos que les compartimos, podrán hacerlo, aunque la carga no esté terminada, así se agilizaría el proceso.

Además, en LicketyLink podemos usar la misma URL para compartir varios archivos. También podremos borrarlos una vez que nadie más lo necesite, o incluso cargar otros archivos al mismo enlace luego.

¿Cómo funciona?

Para usar LicketyLink debemos crear una cuenta, es gratis, luego solo comenzar a cargar archivos sin importar cuál sea su tamaño o formato. No sabemos si logra eliminarlos luego de sus servidores, por lo que será mejor no cargar archivos que puedan comprometer tu propiedad intelectual o privacidad.

El enlace que se crea para compartir los archivos es completamente personalizado. Podrías crear uno con tu nombre o el de un equipo de trabajo, por ejemplo. Cualquier persona que tenga ese enlace podrá entrar y descargar los archivos que allí se encuentren.

La web tiene soporte para la función arrastrar y soltar, así que será aun más fácil usarla. Desde canciones, documentos de texto hasta ejecutables, son muchos los formatos que se admiten en LicketyLink. Para compartir la dirección personalizada bastará con copiarla y pegarla en una ventana de chat o donde sea posible.

Las personas que tengan la URL y quieran descargar un archivo, solo tendrán que hacer clic en cada uno de ellos: no se descargarán en lote.

Si ya sientes ganas de probar este servicio, haz clic en este enlace.

Más en TekCrispy