Sobre el Trastorno del Espectro Autista aún quedan muchos misterios por estudiar; una de las situaciones más notorias respecto al autismo es que si bien la condición puede estar asociada a muchas dificultades, especialmente a nivel social, las personas con autismo pueden mostrar una maestría excepcional en algunas tareas.

Un área en el que las personas con Trastorno del Espectro Autista han mostrado superioridad gira en torno a las habilidades matemáticas, sobre lo que se infiere que influye la habilidad de las personas con autismo de pensar de forma sistemática.

Las matemáticas y el pensamiento sistemático

Se plantea que existen dos clases de pensamiento: el sistemático y el empático.

A grandes rasgos, nuestros cerebros tienen dos grandes estrategias para solucionar problemas; en primer lugar, existe un enfoque sistemático, en el que se identifican relaciones objetivas entre categorías de sucesos, a partir de lo que se predicen resultados y, en segundo lugar, existe un enfoque en el que se impone lo social para llegar a alguna conclusión.

Ninguna de estas estrategias es mejor que la otra, pues ambas están asociadas a ciertas ventajas y desventajas, además, son raras las oportunidades en las que se aplican de forma independiente, pues solemos combinar procesos a medida que se nos presentan problemas a fin de idear la mejor manera de afrontarlos.

Por su parte, las personas pueden tener más fortalezas en el enfoque sistemático que en el empático o social, lo que se traduce en que podemos tener más facilidades para resolver ciertos tipos de problemas.

En cuanto a los problemas matemáticos, se suele pensar que resultan más importantes las habilidades de pensamiento sistemático; aunque esto no ha sido completamente respaldado por la ciencia.

Para investigar esto, Paola Bressan, una Psicóloga de la Universidad de Padova, diseñó una investigación en la que reclutó a más de 200 estudiantes universitarios que fueron entrevistados sobre sus percepciones en torno a sus habilidades matemáticas, su habilidad de pensamiento sistemático y su capacidad de resolver problemas haciendo uso de las matemáticas.

De esta manera se encontró que los estudiantes que reportaban habilidades matemáticas sobresalientes, especialmente aquellos dedicados a campos como la ingeniería y la física, mostraban una mayor tendencia a pensar de forma sistemática, en detrimento del pensamiento empático.

Por otro lado, los estudiantes de Psicología pensaban mas de forma empática que sistemática. En la misma línea, se observó que las mujeres que tenían puntajes bajos en matemática sistematizaban menos, a diferencia de los hombres que pensaban de forma más sistemática y mostraban mejores resultados en el área de las matemáticas.

En este sentido, se tienen evidencias suficientes como para afirmar que las matemáticas se relacionan a la capacidad de las personas para pensar de forma sistemática; no obstante, son necesarias más investigaciones, pues, dadas las limitaciones de este estudio, antes de generalizar los resultados, debe comprobarse su replicabilidad.

¿Qué hace que las personas con autismo sean tan buenas en matemáticas?

En cuanto al autismo, es posible vincular los resultados obtenidos con la tendencia de las personas diagnosticadas con esta condición a mostrar unas habilidades matemáticas superiores al promedio.

Si bien esto no es una ley de la naturaleza, a nivel estadístico se ha encontrado una asociación entre el Trastorno del Espectro Autista y la facilidad para realizar cálculos matemáticos.

También existen planteamientos teóricos que defienden la idea de que las personas con autismo suelen a pensar de forma híper-sistemática, lo que los hace extremadamente resistentes al cambio, además de mostrar una tendencia a centrarse casi exclusivamente en ciertos patrones de comportamiento.

Por su parte, en las personas con autismo suelen verse deterioradas las habilidades de interacción social, lo que requiere de pensamiento empático; no obstante, esto no quiere decir que sean incapaces de empatizar o de entablar relaciones interpersonales.

De hecho, curiosamente, a pesar de que muchas personas diagnosticadas con autismo suelen mostrar habilidades numéricas superiores al promedio, suelen tener dificultades con las matemáticas cuando estas se enmarcan en entornos reales, como cuando se les formulan problemas reales, pues esto requiere de pensamiento empático.

En síntesis, al parecer lo que favorece la superioridad observada en torno a las matemáticas en personas diagnosticadas con autismo es su tendencia a pensar de forma extremadamente sistemática; esto, tal como vimos, puede representar algunas desventajas, como sus dificultades para tolerar los cambios, además de algunas ventajas, como sus extraordinarias habilidades numéricas

Hacer esta distinción entre el pensamiento sistemático y el pensamiento social, además de considerar su influencia sobre las habilidades matemáticas, puede favorecer el desarrollo es estrategias educativas en función de las potencialidades de los estudiantes, se forma que aprovechen al máximo todos los conocimientos de acuerdo a sus habilidades básicas.

Referencia: Systemisers are better at maths, (2018). https://doi.org/10.1038/s41598-018-30013-8

Más en TekCrispy