La tecnología puede ser un arma de doble filo. Los avances tecnológicos pueden hacer grandes cambios positivos en la sociedad, pero también hay personas que los aprovechan para prácticas que pueden llegar a ser perjudiciales para la población.

Tal es el caso de las impresiones 3D, que ha traído grandes avances al campo de la medicina, por ejemplo, en cuanto al desarrollo e implementación de nuevas prótesis para pacientes que tal vez no podían tener una. Sin embargo, también tiene su lado oscuro.

Recientemente la impresión de armas en 3D se ha vuelto bastante popular, sobre todo en los Estados Unidos, donde ya sabemos que la cultura de las armas es bastante libre y que ha cobrado miles de víctimas en lo que va de año.

Para prevenir estos potenciales y peligrosos daños, Facebook se ha propuesto bloquear todos aquellos sitios que compartan planos digitales para fabricar armas en impresoras 3D, pues resalta que representa una violación a sus estándares de la comunidad, ya que según tales parámetros, Facebook no permite la venta de armas entre particulares.

La medida previene a los usuarios de compartir enlaces a los sitios que poseen los planos y las instrucciones en el muro, Messenger o Instagram, no obstante, aún se pueden compartir algunos enlaces a otros sitios.

Facebook sostiene que está trabajando en mejorar sus políticas con respecto a estos planos para mantener el contenido fuera de la plataforma.

La decisión surgió como consecuencia de la demanda de varios estados del país a la administración de Trump por una resolución del Departamento de Estado con la compañía Defense Distributed que permite compartir este tipo de archivos en internet.

Aunque se suponía que los planos estuviesen disponibles a partir del 1 de agosto, pero un mandato nacional temporal bloqueó a la compañía para vender los diseños hasta finales del mes.

Más en TekCrispy