De acuerdo con el Profesor Aleh Tsyvinski de la Universidad de Yale, el Bitcoin debería ser una parte de todos los portafolios de inversión del mundo, sin importar si eres o no un aficionado de las criptomonedas.

Para una construcción óptima del portafolio, el economista sostiene que el Bitcoin debería ser al menos el 6% del mismo. Para aquellos menos optimistas en cuanto a la criptomoneda más popular del mundo, deberían, cuando menos; contar con 4% de inversión en BTC igualmente.

Independientemente de tu posición frente a las criptomonedas, el Bitcoin debería representar como mínimo un 1% de tu inversión, simplemente por diversificación del portafolio, de acuerdo con su estudio.

Esta investigación surge en concordancia con las observaciones previamente establecidas por su colega Dragan Boscovic de la Universidad de Arizona State. Al tocar el tema de las criptomonedas, Boscovic comentó:

“Los inversionistas institucionales están reconociendo este nuevo activo como una oportunidad valiosa de inversión, esto va a alentar a inversionistas individuales, además de a consumidores y pequeñas tiendas a aceptar realizar transacciones en criptomonedas.”

El estudio, llamado “Riesgos y Beneficios de las Criptomonedas”, además señala un rasgo extremedamente positivo de las criptomonedas en comparación con los bonos y acciones tradicionales.

Utilizando el radio de Sharpe, Tsyvinski demostró que las divisas digitales tienen mayor potencial de retorno a pesar de su gran volatilidad. No obstante, es importante señalar que el profesor únicamente investigó Bitcoin (BTC), Ethereum (ETH) y Ripple (XRP) para los propósitos de su estudio.

Las observaciones de ambos catedráticos, sin embargo, contradicen por completo lo ya estipulado por el Premio Nobel de Economía Robert Shiller, que comentó previamente que el Bitcoin es un “experimento fallido y otro ejemplo del caprichoso comportamiento humano.”