Microsoft confía en que su tecnología puede ayudar a salvar vidas, o al menos eso es lo que sugiere un nuevo proyecto en el que trabaja conjuntamente con el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) y la Fundación Británica del Corazón (BHF, por sus siglas en inglés), con el objetivo de crear un mapa de ubicación de desfibriladores para salvar a miles de pacientes de un paro cardíaco.

Según The Guardian, tanto la compañía de Redmond como BHF y el NHS comparten la ambición de hacer que los dispositivos estén disponibles ante cada ataque cardíaco que ocurra fuera del hospital. El proyecto está inspirado en las cifras que revelan que los desfibriladores de acceso público son usados en menos del 3% del total de ataques cardíacos ocurridos fuera de los hospitales, ya que los transeúntes desconocen su ubicación.

En el caso del BHF, la fundación asegura que esta situación está conduciendo a una pérdida innecesaria de vidas, debido a que los centros de emergencia no tienen la capacidad de respuesta para enviar a las personas al desfibrilador más cercano. En este sentido, el nuevo mapa desfibrilador contará con ubicaciones detalladas de los desfibriladores presentes en todo el Reino Unido para que los equipos de respuesta puedan ofrecer instrucciones precisas a las personas.

Según un comunicado de Microsoft, se trata de un proyecto positivo, que podría ofrecer un alto porcentaje de probabilidades de que las personas que sufran un ataque cardíaco puedan mantenerse a salvo hasta que una ambulancia llegue. De hecho, los servicios de ambulancia tendrán acceso inmediato a la ubicación de cada desfibrilador en sus zonas cercanas.

Este mapa será lanzado el próximo año, y se enviará una invitación a los propietarios de los desfibriladores en todas localidades para que los registren mediante un par de servicios de ambulancias del país (West Midlands Ambulance Service y Scottish Ambulance Service).

Más en TekCrispy