Dos jugadores del videojuego de ciencia ficción, ‘No Man’s Sky’, escondieron un premio en criptomonedas en su universo de 18 trillones de planetas. La hazaña fue producto de la motivación de Jon Creasy, uno de los jugadores, sobre cómo podría promover el uso de las criptomonedas en los videojuegos.

“Una solución divertida que surgió fue esconder Bitcoins en videojuegos”, narra Creasy. Para ello, él y su hermano utilizaron dos de los vastos e inexplorados planetas de ‘No Man’s Sky’ para esconder la cantidad de 0,004 BTC –equivalente a unos 30 dólares, aproximadamente–, específicamente ubicados en el sistema Edanko.

Para saber las directrices para encontrar el tesoro, deben visitar la publicación de Creasy que explica y da pistas de dónde podría estar escondido. Y a pesar de no ser una gran cantidad de dinero, según sostiene el jugador, considera que la búsqueda ayudará a que tanto gamers como entusiastas de las criptomonedas se unan en solidaridad.

Criptomonedas en la industria de los videojuegos

No es la primera vez que los criptoactivos se relacionan con la industria de los videojuegos. Según una encuesta realizada por el fundador de la página Cryptocurrency Investor, Ari Paul, 25% de los usuarios activos de criptomonedas las emplean en videojuegos y coleccionables.

Uno de los videojuegos con mayor éxito en la industria de criptomonedas es CryptoKitties, lanzado a finales de 2017 en la que los usuarios deben criar e intercambiar gatitos en una aplicación basada en la blockchain de Ethereum.

Sin embargo, muchos de los videojuegos integran la tecnología blockchain en su jugabilidad, y la idea es incrementar el uso de criptomonedas en videojuegos comunes, que no necesariamente implique la tecnología blockchain.

Este tipo de iniciativas, como la de Creasy y su hermano, demuestra que no necesariamente debe ser la compañía desarrolladora la que reciba criptomonedas como modo de pago, sino que entre los mismos jugadores pueden motivarse y mejorar el juego con recompensas en criptomonedas para hacerlo más interesante.