El fabricante de hardware Intel anunció ayer de manera oficial sus nuevas unidades de estado sólido (SSD) 660p de la serie M.2 NVMe. Se trata de un nuevo dispositivo de almacenamiento, que integra una memoria 3D NAND flash del propio fabricante, y una configuración QLC, características que le confieren una mayor eficiencia en relación al almacenamiento por célula de la memoria TLC hasta el momento.

Recientemente, pudimos conocer que Samsung trabaja en un proyecto a gran escala que incluye la producción de SSD de 4 TeraBytes (TB) que integran memorias QLC. Ahora, con este lanzamiento de Intel, se confirma que la incursión de este tipo de memoria está haciéndose cada vez más fuerte en el mercado, sobre todo al tener en cuenta las especificaciones del Intel 660p.

Se trata de un dispositivo SSD tipo NVMe, lo que quiere decir que utiliza el bus PCLe habilitado en la placa base y, desde luego, utiliza también el conector M.2 de la misma. A pesar de que no estamos abrumados por sus especificaciones, a juzgar por otros modelos ya existentes en el mercado como el 970 EVO y el 970 Pro de Samsung, estamos en presencia de una SSD NVMe mucho más barata (US$ 99.99), en relación a los más de  US$ 200 que cuestan los dispositivos del fabricante surcoreano.

Nuevo fallo de seguridad afecta a casi todos los chips Intel desde 2011

Además, el hecho de que la Intel 660p cuente con 1000 MB/s para escritura y 1500 MB/s para lectura, hablan muy bien del rendimiento y la velocidad del dispositivo. Por otra parte, Intel ha abordado las preocupaciones de algunos desarrolladores con respecto a la rápida degradación de la memoria NAND flash de las unidades SSD NVMe con memoria QLC, creando la tecnología Intel Intelligent Dynamic SLC-Caching, que utiliza una caché de la memoria SLC, en relación de lo repleto que esté el SSD de forma dinámica.

En el sitio web Newegg ya se ha habilitado la venta de estos SSD, sin embargo, debería comenzar a aparecer en otras tiendas durante los próximos días o semanas.

Más en TekCrispy