Windows Media Player es probablemente el primer reproductor multimedia que usamos desde que probamos algunas de las versiones antiguas del sistema operativo de Microsoft. Este software soporta formatos como MP3, WAV, WMV y otros que tienen que ver con video, pero no admite algunos de los que hoy día están siendo muy populares como Flac y Ogg.

Si todavía usas este reproductor, podrías añadir soporte para formatos diferentes a los habituales y que se adapten a los archivos que actualmente puedes descargar desde la web.

¿Cómo añadir soporte para otros formatos?

Para poder agregar soporte para formatos diferentes a los que sabemos admite Windows Media Player por defecto, debemos ocupar una extensión llamada WMP Tag Plus. Este complemento añade una buena cantidad de formatos nuevos para sacarle aun más provecho al reproductor.

Después de instalada la extensión, cualquier archivo con los formatos APE, FLA, FLAC, M4A, M4P, MPC, OGA, OGG y WV, serán abiertos sin problemas, sin ninguna advertencia o alerta indeseada. También se añadirá soporte para Monkey’s Audio, FLAC, Musepack, MPEG-4, Vorbis y WavPack. Incluye lectura, escritura y etiquetas.

Cuando inicies WMP luego de instalar la extensión, las bibliotecas serán actualizadas con los archivos que tengan algunos de los formatos que ahora acepta. Y si quieres configurar las opciones que WMP Tag Plus ofrece, solo debes seleccionar Herramientas> Complementos> Opciones, y en la parte de complementos, selecciona WMP Tag Plus> Propiedades. En este punto podrás deshabilitar el soporte para algunos formatos, sí así lo deseas.

Es importante contar con complementos como estos, sobre todo cuando creemos que Windows ha abandonado el soporte a algunos de sus viejos programas. Con WMP Tag Plus estarás ampliando las capacidades de tu reproductor favorito tan solo tomándote el tiempo de instalar un pequeño software que además es completamente gratuito.

Haz clic aquí para descargarlo.