Windows 10 Cloud 2 E1486321365683

El estado de Virginia Occidental se encuentra actualmente en proceso de despliegue de una aplicación móvil enfocada en el uso de la tecnología blockchain a los 55 condados pertenecientes a su territorio, esto con el fin de que el personal militar que se mantiene en el extranjero pueda ejercer su voto en las elecciones de medio término.

Durante el mes de mayo el estado ya había realizado pruebas con el uso de la aplicación en los condados Harrison y Monongalia. Asimismo, el Secretario de Estado Mac Warner había declarado que el objetivo de las pruebas estaba dirigido a cubrir el resto del estado para las próximas elecciones en el mes de noviembre. Todo esto si los resultados mostraban ser eficiente.

Por otra parte, se conoció recientemente, que después de cuatro auditorías realizadas por la oficina del Secretario de Estado luego de los primeros usos, no se detectaron ningún tipo de problemas o inconvenientes en la cadena de bloques utilizada por la aplicación.

Voatz, es la empresa de tecnología de votación encargada del desarrollo y la implementación de esta aplicación basada en blockchain, afirmando que su sistema realiza la codificación y se encarga de almacenar los datos pertenecientes a la votación en una red completamente descentralizada. De tal formas que el proceso permite una encriptación segura y en mejor tiempo de la votación.

A pesar de esto, Michael Queen, quien se desempeña como subjefe de personal de Warner, indico que el estado dejara en manos de cada condado la decisión para poner en uso la aplicación en las próximas elecciones.

Aunque las pruebas piloto hayan dado buenos resultados y la decisión este sobre la mesa, algunos expertos en tecnología han mostrado la votación móvil como una mala idea, indicando que la seguridad de los dispositivos móviles no es suficiente, al igual que la concerniente a las redes y a los servidores, los cuales no tendrán el mismo respaldo de un registro físico del voto en papel.

Finalmente, solo restará conocer la decisión y el trabajo de adopción que se efectuará en cada condado para la elección, además de los resultados definitivos que arroje la tecnología.