Red Bull, mediante el chatbot Swelly, decidió recompensar a sus usuarios con Kin, la criptomoneda desarrollada por la compañía canadiense de mensajería, Kik. Las recompensas serían entregadas después de que los usuarios respondan ciertas encuestas, y esta iniciativa sería conjunta con el manufacturador australiano de vidrio Swarovski.

Ambas compañías estarían ayudando a impulsar el lanzamiento inicial de Kin, mientras que la versión beta de su app, Kinit; ya habría sido lanzada al mercado el mes pasado. Esta app le permite a los usuarios ganar Kin al interactuar con marcas y otras plataformas utilizando quizzes, vídeos y encuestas.

Considerando la presencia establecida de Swelly en otros sitios de redes sociales, no sorprende en absoluto su carácter de pionera en añadirse a esta app desde su lanzamiento. Así, Swelly ha venido realizando numerosas encuestas en la plataforma utilizando Kin, primero para Red Bull; y luego para Swarovski.

La aparición de la criptomoneda ha añadido otra dimensión al proceso de recompensar participantes y, de acuerdo con Peter Buchroithner, CEO de Swelly, el público ha respondido de manera muy positiva y rápida.

Cada pregunta es puntual y corta, con no más de 80 caracteres por ítem, y viene acompañada de un par de imágenes entre las cuáles los usuarios deberán escoger. Cada vez que responden 10 preguntas, obtienen recompensas en Kin.

Vale acotar que la compañía habría recaudado más de 100 millones de dólares gracias a su campaña de recaudamiento de fondos durante su ICO llevado a cabo en septiembre del año pasado, un poco menos de los 125 millones que aspiraban a obtener; y contando con participación de más de 100,000 usuarios de 117 países distintos.

Kin es un token ERC-20 basado en la blockchain estándar de Ethereum, pero está desplegado en la red de Stellar debido a su velocidad de transacción superior. De momento, está disponible para que los usuarios lo obtengan a través de la app Kinit al resolver quizzes, encuestas y ver vídeos interactivos.